MÉXICO

Actualmente Puertas Abiertas trabaja en siete estados de la República mexicana. En la mayoría de estos estados, los cristianos sufren persecución debido al “antagonismo étnico”. Puertas Abiertas proporciona asistencia jurídica, lo que requiere sabiduría y valor. Los cristianos que han sido desplazados necesitan apoyo financiero.

Oremos:

  1. Por la comunidad de Bolantón, Chiapas. Puertas Abiertas remunera al abogado que proporciona asistencia jurídica a los hermanos perseguidos. Necesitamos sabiduría para gestionar este caso.
  2. Por un socio fiable en el estado de Hidalgo que pueda ayudar a identificar los casos de persecución.
  3. Como prevención, Puertas Abiertas está negociando con la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado de Jalisco para llevar a cabo un evento sobre la libertad religiosa. Necesitamos que Dios abra puertas para dicho evento.
  4. Por el pastor Omar Rodríguez. Este líder está ayudando a 20 cristianos desplazados. Oremos para que Dios continúe usando al pastor Rodríguez para servir a su iglesia.

VIETNAM

Hace dos semanas Vang Mo* y su familia fueron expulsados de su aldea en el noroeste de Vietnam. Dos meses antes él había rendido su vida a Jesús y se convirtió en miembro de una iglesia. Había cambiado su forma de vivir desde su conversión; había dejado de abusar del alcohol y se había convertido en un padre y esposo más cariñoso.

El 16 de junio, el jefe del pueblo de Vang Mo y el líder de la policía llevaron a 20 personas a su casa para expulsarlos a él y a su familia de la aldea debido a su fe en Dios. Abandonaron el lugar, se marcharon lejos y colocaron una tienda de campaña junto a la carretera. Ahora mismo son muy vulnerables. Oremos para que Dios sea su refugio y que Él  les provea refugio y protección.

Las pertenencias de la familia junto a la carretera

Vang Mo y su familia, la foto aparece borrosa por protección

*Nombre cambiado y ubicación ocultada por motivos de seguridad

KIRGUISTÁN

El pastor Miran* de Kirguistán estuvo encarcelado durante seis meses y los siguientes seis meses estuvo bajo arresto domiciliario  bajo una falsa acusación de intento de acoso sexual a una colegiala. El tribunal tenía base de pruebas de su inocencia, por lo que lo confirmó y lo pusieron en libertad. Sin embargo, aún sufre persecución por parte de las autoridades locales que juraron encarcelarlo por un largo período. No puede conseguir un trabajo, pues las autoridades locales se lo impiden por todas partes. Mantiene su ministerio como pastor a pesar de que perdieron su registro tras su arresto, por lo que ahora están en situación de ilegalidad. Oremos por el estado emocional de Miran, ya que se encuentra deprimido debido a todas estas circunstancias, especialmente por esa terrible acusación. Oremos por su familia, que también está traumatizada por la situación. Oremos por su recuperación emocional y por su salud espiritual. Oremos por la seguridad del pastor y la iglesia clandestina.

*Nombre cambiado por razones de seguridad

MYANMAR

El pastor Aung*, un destacado pastor cristiano de trasfondo musulmán, necesita oración y ánimo.

El pasado febrero le arrebataron a su hija de 16 años Meena* para obligarla a casarse con un musulmán. Hace una semana también recibió una llamada desde un número anónimo para decirle que fuera a la mezquita y confesase que había hecho algo malo al convertirse al cristianismo. Le pidieron que se arrepintiera, pidiera perdón y se reintegrara en la comunidad musulmana. Le dieron tres días para tomar la decisión de elegir a Jesús o volver al islam. Oró, decidido a no abandonar su fe en Jesús, esperando que Cristo obrara un milagro para salvarlo de esta peligrosa situación.

En otra ocasión, el pastor Aung recibió llamadas desde números desconocidos ordenándole que no dejara a su hija menor Sara* salir de casa. Respondió que su hija podía salir como cualquier otra chica y el hombre que llamaba lo insultó y colgó. El pastor Aung envió a Sara a otra aldea con unos familiares donde estará a salvo, mientras que él dejó a su familia en su aldea y huyó a una casa segura en el campo.

El pastor Aung pide oración por él y por su familia, que sigue en la aldea, y por los creyentes de las aldeas musulmanas del estado de Rakhine.

“La comunidad musulmana nos odia, ignora y oprime”, dice en una carta. “Muchas veces, los aldeanos musulmanes conspiran contra nosotros, abierta y secretamente, sobre cómo podrían destruir nuestra fe”.

  • Oremos por los creyentes que están sufriendo, para que su fe no flaquee.
  • Oremos por Meena, para que, donde quiera que esté, la protección de Dios la cubra y que goce de buena salud. Oremos por protección también para Sara, que se oculta de aquellos que buscan hacerle daño.
  • Oremos por el pastor Aung para que permanezca fuerte en medio de la opresión y las dificultades. Oremos para que Dios intervenga en la situación y para que Él sea glorificado en todas y cada una de las acciones del pastor Aung.

*Nombres cambiados por motivos de seguridad