TÚNEZ

Oremos por una madre tunecina amenazada. Naturalmente ella ama a sus padres y hermanos, pero estos siguen persiguiendo a Aisha*, cuyo nombre real no podemos desvelar por motivos de seguridad. Aisha está siendo perseguida por su familia por su fe en Jesucristo. A principios de este año sus hermanos amenazaron con matarla si no negaba a Cristo. Le aconsejaron que denunciara su amenaza a la policía local y así hizo. También pidió a sus padres que controlaran a sus hermanos. “No tengo miedo por mí misma”, dijo, “pero mis dos hijos serían criados por mi familia”. Oremos por esta mujer, para que Dios la fortalezca, le dé sabiduría sobre cómo reaccionar ante estas amenazas y oremos por su familia, para que entiendan quién es Jesús y doblen sus rodillas ante Él.

MALASIA

La Comisión de Derechos Humanos de Malasia (Suhakam) informó el otro día de que la policía les ha dicho que cesen la investigación pública sobre la desaparición de Raymond Koh. Esto se debe a que la policía ha detenido a un sospechoso y lo van a llevar ante los tribunales por su secuestro.

La noticia fue una sorpresa. “Ha sido muy impactante tanto para nosotros como familia, ya que no teníamos ni idea de que esto ocurriría”, declaró Susanna Liew, esposa del pastor Koh, en una rueda de prensa. “Nuestra esperanza cuando vinimos a la Comisión de Derechos Humanos de Malasia (Suhakam) era encontrar respuestas a las muchas preguntas que teníamos sobre su secuestro. Que se nos niegue nuestra esperanza de encontrar respuestas y de ejercer nuestros derechos humanos a la verdad y a la justicia nos decepciona. Tenemos la esperanza de que se haga justicia y, aunque aún conservamos la fe en el sistema judicial, me temo que hoy esa fe se ha visto abatida”.

Susanna Liew ha hablado hace poco con nuestro contacto y ha expresado su decepción y tristeza. Oremos por ella y por la familia. Oremos también para que Dios utilice a nuestro contacto para llevar aliento y esperanza. Os mantendremos informados.

Enlace al informe de prensa (en inglés): http://www.freemalaysiatoday.com/category/nation/2018/01/16/pastor-kohs-wife-shocked-at-police-action/

KAZAJISTÁN

El culto dominical en una iglesia de Kazajistán fue interrumpido por una redada de control del comité estatal religioso. No hubo ningún problema con la iglesia, pues contaba con el registro oficial, excepto uno: había muchos niños y adolescentes sin sus padres en el culto. La realidad es que a veces la gente deja a sus hijos en la iglesia mientras se ocupan de sus asuntos y después vuelven para recogerlos. Según el código estatal, los niños no pueden asistir a una iglesia sin sus padres o tutores hasta que cumplan los 18 años. Los trabajadores del comité inspeccionaron a todos los niños y averiguaron que muchos de ellos estaban allí sin la compañía de adultos, por lo que la iglesia recibió una multa de 118 000 tenge (unos 360 dólares). Así es como ha empezado a funcionar la nueva ley este año. Oremos por la seguridad de las iglesias del país y para que las autoridades dejen de oprimir a los cristianos. 

NIGERIA

El 6 de enero unos ganaderos fulani atacaron las comunidades del estado de Benue, matando a varias personas en la zona del gobierno local logo de Gaambe-Tiev, según informa This Day, un diario nigeriano. También hubo ataques en otras seis aldeas de la zona del gobierno local de Girei en el estado de Adamawa (Tambo, Tambo Jumo, Luru, Bakule, Jifan y Bakopi) el viernes 5 de enero por la noche, durante los cuales diez personas fueron asesinadas, mientras otras resultaron heridas, y se destruyeron hogares y objetos de valor.

El ataque de por la mañana temprano en las comunidades de Benue cogió a los residentes por sorpresa. Un testigo presencial declaró que los ganaderos, que llegaron con armas sofisticadas, dispararon a cualquiera que estuviera a la vista. Se desconoce la cifra exacta de víctimas, ya que algunas personas, incluyendo numerosas mujeres y niños, continúan desaparecidas. Un testigo calculó al menos unos 49 muertos. Otro dijo que entre las víctimas se encontraba Verinumbe Jam, Pinega Dantsoho (Mbavuur), el evangelizador Kwaghkighir Ukende, Iana Kpenger y Mnenge Ayaibo. Los ganaderos desafiaron a las fuerzas conjuntas del ejército y de la policía nigeriana, que habían sido desplegadas en las aldeas de Benue tras los recientes asesinatos.

En Adamawa un testigo presencial afirmó que los ganaderos estaban bien armados y eran unos miles. Asaltaron las aldeas sobre las 21 horas del viernes y continuaron con la masacre hasta las doce de la noche sin ningún tipo de oposición de las fuerzas de seguridad. Al menos diez personas fueron asesinados y otras muchas resultaron heridas; además se destrozaron propiedades valoradas en millones. Las tensiones habían aumentado unos días antes, cuando los fulani invadieron las granjas, lo que provocó que los aldeanos se unieran para defender sus cosechas y expulsar a los fulani. Pero el ataque fue más tarde devuelto.

Nuestros colaboradores locales nos piden oración para que la gracia del Señor está con los cristianos afectados por estos ataques y para que el gobierno muestre sabiduría y prontitud a la hora de proteger a la población civil de estos ataques.