KAZAJISTÁN

El último domingo de invierno unos agentes de los servicios secretos estatales irrumpieron en el culto dominical y arrestaron al pastor Salim*, a su esposa y a los líderes de la iglesia. Los líderes fueron retenidos en celdas e interrogados durante tres horas, tras lo cual fueron puestos en libertad. Pero tuvieron retenidos al pastor y a su esposa todo el día. Él fue acusado de extremismo religioso, y sin ningún motivo la policía realizó un registro de su casa y confiscó más de 100 kg de libros y Biblias cristianas.

Después se supo que el motivo del registro y de la detención fue una denuncia ante la policía de la madre de una adolescente sorda que fue invitada a la iglesia del pueblo mediante un mensaje de una amiga, aunque nunca llegó a ir. Cuando Salim y su esposa estaban en la comisaría, sus hijos pequeños estaban solos en casa durante y después del registro y estaban tan asustados que ni siquiera fueron al baño, tan solo lloraban y esperaban a que llegaran sus padres.

Oremos por el pastor Salim y por su familia, especialmente por sus hijos. Oremos por la iglesia, por sus miembros y por su seguridad.

*Nombre cambiado por motivos de seguridad

VIETNAM

Cuatro familias de cristianos hmong fueron atacadas por el jefe de su aldea y otros muchos aldeanos la medianoche del 1 de marzo en una provincia al noroeste de Vietnam. Las familias, que contaban con 24 miembros que habían aceptado hace poco a Jesús como su Señor y Salvador, fueron advertidas por el gobierno provincial de que no continuaran en su nueva fe y recibieron constantes amenazas por parte del gobierno del distrito y de la aldea, así como de los aldeanos, para que negaran su fe en el Señor o, de lo contrario, los obligarían a abandonar la aldea. El ataque del 1 de marzo provocó la hospitalización de cuatro creyentes con lesiones físicas: hematomas en los brazos, heridas en la cabeza y nariz, entre otras. El 9 de marzo, Leo*, Binh*, Dang* y Cao* pudieron salir del hospital y volver a la aldea.

Oremos por la completa recuperación de los cuanto creyentes. Oremos también por el pastor de estos creyentes, que está intentando convocar una reunión con las autoridades locales para debatir el incidente. Asimismo, oremos por los 24 creyentes, para que el Señor siga dándoles valor para defender la verdad y lo que es correcto.

Advertencia: las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad.

SRI LANKA

El pasado 7 de marzo hubo enfrentamientos entre budistas cingaleses radicales y la comunidad musulmana, lo que provocó que el gobierno nacional declarara 10 días de estado de emergencia. Los disturbios comenzaron como resultado del fallecimiento de un camionero budista tras un altercado con un grupo de musulmanes en el distrito de Kandy, lo que enfureció a los fundamentalistas budistas como Bodu Bala Sena (BBS), conocidos por atacar a las religiones minoritarias en el país con turbas, apedreamientos e incendios provocados.

Al Jazeera (enlace inglés) informa de que la multitud del BBS “llegó en centenares gritando a pleno pulmón y llevando palos, piedras y cócteles mólotv” mientras que dos decenas de agentes de policía y soldados “miraban impotentes cómo la multitud destrozaba y prendía fuego a las casas y negocios de los musulmanes”. El presidente Siresena ha condenado las tensiones y ha declarado en un artículo de The Telegraph  (enlace en inglés) que las fuerzas de seguridad están capacitadas para lidiar con los elementos criminales y restaurar la normalidad en la isla.

Aunque el ataque se dirigió contra los musulmanes, la comunidad cristiana también continúa siendo un objetivo. Los grupos cristianos de Sri Lanka también han expresado con prontitud su preocupación y condena de la violencia, especialmente a la luz de los 30 años de guerra de los que se está recuperando el país. La Alianza Nacional Cristiana Evangélica (NCEASL por sus siglas en inglés) publicó una declaración que subraya la importancia de mantener el estado de derecho y recuerda al gobierno sus compromisos por fomentar la paz entre los grupos étnicos y religiosos, mientras que el Consejo Nacional Cristiano (NCC por sus siglas en inglés) apeló a los partidos políticos y líderes religiosos a que actuaran juntos para resolver el conflicto, el odio y la desconfianza.

El equipo de Puertas Abiertas en el lugar sigue de cerca la situación. Hay toque de queda, pero al día siguiente de los ataques las tensiones se habían calmado. Un trabajador de Puertas Abiertas nos comentó lo siguiente: “Los disturbios han afectado a algunos proyectos de Puertas Abiertas en el país. La reunión de oración de marzo, por ejemplo, ha tenido que cambiar su ubicación. También se han pospuesto algunas formaciones”.

Dinesh, un pastor de Kandy, también se ha puesto en contacto con Puertas Abiertas para pedir oración: “Orad por Theldeniya y Digana, donde tenemos algunos problemas. Orad por ello. Lo llevamos bien, pero necesitamos mucha oración”.

Oremos por sabiduría para el gobierno de Sri Lanka al abordar la situación. Pidamos al Señor que proteja a la gente del país y que ponga fin a la violencia.

TAYIKISTÁN

El 8 de marzo uno de los creyentes de trasfondo musulmán, Aslan*, fue llevado por algunas personas a las afueras de la ciudad, donde fue golpeado y amenazado para que dejara de compartir el evangelio o, de lo contrario, lo matarían. Después lo dejaron marchar. Al día siguiente, él y otro cristiano, Mahmad*, han sido citados para ir a la comisaría, donde han sido brutalmente golpeados y obligados a escribir una nota explicativa por compartir el evangelio. Han recibido una multa de 365 dólares cada uno. El caso es que Aslan compartió el evangelio con gente muy influyente y algunos de ellos se han convertido al cristianismo. Sus familiares musulmanes se enfurecieron, reaccionaron muy negativamente y decidieron vengarse y castigar a las personas que “habían convertidos a sus familiares en traidores al islam y en una vergüenza para la familia”. Ahora Aslan y Mahmad tienen que pagar la multa, que es demasiado elevada para ellos, y se encuentran, asimismo, en un gran peligro. Necesitan mucha oración. Oremos por la seguridad de Aslan y Mahmad, que Dios los proteja de la ira de los musulmanes de alto rango. Oremos por el estado emocional y físico de ambos y por su recuperación.

*Nombres cambiados por motivos de seguridad