En esta ocasión queremos pedirte que ores por Kalamat y sus seis hijos pequeños, quienes quedaron desprotegidos tras ser abandonados por su marido. Hace un año, este hombre se fue, dejándola a ella y a sus hijos sin los medios necesarios para sobrevivir. Ante dicha situación, ella comenzó a trabajar duro, aunque difícilmente lograba ganar el dinero suficiente para conseguir un poco de alimento.

Debido al cierre de negocios provocado por la situación del Covid-19, la situación financiera de Kalamat se hizo cada vez más difícil. Fue tal la desesperación de esta mujer que estuvo a punto de enviar a sus hijos a un orfanato para, posteriormente, suicidarse.

El mes pasado, nuestro grupo de misioneros visitó a Kalamat; le llevaron alimentos, le compartieron el Evangelio, oraron por ella y leyeron juntos la Biblia. En ese momento, Kalamat aceptó a Jesús en su corazón y compartió que fue Él quien trajo esperanza a su vida. “Aunque no conocía a Dios, le pedí que me enviara ayuda y los mandó a ustedes. Ahora sé que Jesús es el Dios verdadero, que está conmigo y cuida de mis hijos”, dijo Kalamat.

Debido a su conversión al cristianismo, Kalamat corre ahora el riesgo de ser perseguida por la comunidad musulmana. Nuestros misioneros visitan frecuentemente a la familia para proporcionarles algunos alimentos y apoyar así nuestra hermana en Cristo con sus oraciones.

Tú también puedes apoyar a Kalamat por medio de tu oración.