INDIA

Anjali Masih, una niña de 9 años de una familia que había aceptado recientemente a Cristo, fue violada en grupo y asesinada el 5 de agosto de 2018. El incidente tuvo lugar en Gurdaspur, Punjab. Anjali estaba jugando con sus amigos cuando 3 o 4 hombres la atrajeron mostrándole una guayaba. Fue violada y luego estrangulada hasta morir usando un cable de teléfono.

Los padres de la niña se habían convertido recientemente a Cristo. Líderes cristianos locales dicen que el número de conversos cristianos en el área ha estado aumentando y ha habido mucha oposición y amenazas por esto. Según ellos, este incidente podría ser un acto para desmotivar a las personas de convertirse al cristianismo.

Oremos por los padres de la niña y por los cristianos de la zona que viven con mucho miedo. La policía está tratando de silenciar el asunto.

El 5 de agosto tuvo lugar otro incidente, relacionado con la serie de percances que tuvieron lugar en el distrito de Gadchiroli de Maharashtra, donde se destruyeron 15 casas pertenecientes a cristianos y donde numerosas familias cristianas fueron boicoteadas socialmente.

Un creyente llamado Gallu Kowasi de la aldea de Kospundi recibió una fuerte paliza de los aldeanos, los cuales lo forzaban a renunciar a su fe cristiana. Posteriormente destruyeron su casa. Pero esto no fue todo: a Gallu Kowasi le vendaron los ojos, fue secuestrado y llevado a un lugar desconocido, donde siguió siendo golpeado y torturado. Alrededor de medianoche, Gallu Kowasi consiguió escapar de algún modo y volver a su casa.

Oremos por los cristianos de este distrito que están muy temerosos. Algunas familias han renunciado a su fe, pero muchas continúan firmes con gran valentía.

LAOS

Se calcula que unos cinco mil millones de litros de agua han inundado trece aldeas de Attapeu (Laos) a altas horas de la noche del 23 de julio, tras el derrumbamiento de una presa que estaba construyendo la empresa Xe Pian-Xe Namnoy Power Company (PNPC). Siete de estas trece aldeas se encuentran aún sumergidas bajo el agua a una profundidad que llega de la rodilla hasta la cintura y bajo el lodo, lo que dificulta el acceso de los equipos de búsqueda y rescate tanto por vehículos terrestres como por barcos. Las fuertes lluvias en el país también han provocado mayores problemas para las tareas de ayuda.

El derrumbamiento ha afectado a más de 6 000 personas; la mitad ya ha sido trasladada a centros de evacuación y más de 2 000 personas (ancianos, adultos y niños) continúan en el terreno rodeados de agua turbia y escombros flotantes. Sigue sin conocerse la cifra exacta de fallecidos por el desastre debido a las incoherencias en los datos ofrecidos por las autoridades nacionales y provinciales y por los grupos de rescate, según informa AFP.

Como si el trauma provocado por el desastre no fuera suficiente, el personal de rescate ha advertido a los ciudadanos de que tengan más cuidado aún debido al peligro inminente de bombas y minas terrestres sin detonar lanzadas por aviones norteamericanos durante la guerra de Vietnam en la década de los 60, en la cual Attapeu resultó una de las provincias más intensamente bombardeada del país. El personal de rescate teme que la inundación pueda desplazar municiones no detonadas y trasladarla a lugares que ya habían sido despejados y declarados como seguros.

Pocos días después del desastre, Puertas Abiertas pudo proporcionar suministros de socorro con la ayuda de contactos locales a 54 familias (aproximadamente unas 220 personas) y ayuda financiera a siete familias víctimas de la catástrofe. Los suministros de socorro incluyen ropa, medicinas, productos enlatados, fideos instantáneos, agua embotellada y otros artículos de necesidades básicas.

Aunque muchas personas y organismos siguen ofreciendo ayuda a las víctimas con productos y asistencia financiera, hay una gran necesidad de personal de rescate cualificado y capacitado, organizadores y coordinadores de socorro, así como equipos médicos. En estos momentos se desconocen los planes de reubicación de los evacuados.

  • Sigamos sosteniendo a toda la nación con nuestras oraciones. Que el Señor halle gracia en el país y evite a sus habitantes mayores consecuencias traumáticas de la tragedia.
  • Pidamos consuelo y paz para los supervivientes que están en los centros de evacuación y para los que aún están desaparecidos. Oremos también por las víctimas que han perdido a sus seres queridos, para que sientan el cálido abrazo del Señor.
  • Oremos por fortaleza e incluso más valor para el personal de rescate y para todos los voluntarios que actuarán con amabilidad, paciencia y amor pese a la carga y la responsabilidad de su trabajo.


TOGO

Los cristianos de Togo nos piden oración por un acontecimiento muy preocupante en su país del oeste de África. Cinco mezquitas han sido vandalizadas por un grupo de personas sin identificar desde el 27 de julio en lo que parece ser un intento por sembrar la enemistad entre musulmanes y cristianos.

  • En la noche del 27 al 28 de julio unas personas sin identificar entraron en las mezquitas de Agoè Demakpoe (en la zona noroeste de la capital Lomé) y destrozaron alfombras para orar y copias del Corán.
  • En la noche del 30 de julio ocurrió lo mismo en la mezquita del centro Agoè. Los vándalos prendieron fuego a las alfombras y a las copias del Corán fuera de la mezquita.
  • El domingo 5 de agosto también fueron vandalizadas una mezquita frente al campamento militar de Fir y otra en el mismo distrito.
  • Ocurrió lo mismo el lunes en Agoè frente al campamento militar.

“Se nos ha ordenado orar y estar atentos porque, según los imanes, el objetivo de este vandalismo es volver a los musulmanes y a los cristianos los unos contra los otros”, nos informa el líder de una iglesia local.

Togo se sitúa entre Ghana y Benín, en la costa oeste africana. La mayoría de los togoleses profesan religiones indígenas. Como el sincretismo es muy común, es difícil calcular la cifra exacta de cristianos y musulmanes. Algunas de las cuestiones críticas a las que se enfrenta la iglesia, y en las que Puertas Abiertas colabora para poder abordarlas, incluye la preparación ante la persecución, el discipulado de creyentes y un discipulado correcto e integral para los recién convertidos.

  • Pidamos sabiduría y compasión para los líderes de la iglesia a la hora de responder a estos ataques. Oremos para que esto se convierta en una oportunidad para que los cristianos muestren el amor de Jesús a sus primos musulmanes.
  • Oremos para que los responsables de estos actos sean arrestados y llevados ante la justicia pronto.
  • Oremos para que fracase todo plan para enfrentar a musulmanes y cristianos.

TATIKISTÁN

Un grupo de siete ciclistas (dos americanos, dos suizos, dos holandeses y un francés) se dirigía al norte por el distrito de Danghara, a más de 88 kilómetros al sudeste de la capital Dusambé. El 29 de julio fueron atacados y el asalto fue grabado en vídeo. En él se muestra el coche que atropelló al grupo de turistas en bicicletas, después el vehículo gira y vuelve a golpearlos. En ese momento sale gente del coche y ataca a los turistas con armas y cuchillos. Cuatro turistas han fallecido (una pareja americana, un suizo y un holandés). Tres de ellos murieron en el lugar, otro en el hospital y otros dos (un holandés y un suizo) han resultado gravemente heridos. Al lunes siguiente el Estado Islámico reivindicó el ataque. El 2018 ha sido declarado como “un año de turismo” en Tayikistán y las autoridades, por tanto, se refieren con cautela al incidente como terrorismo. El incidente muestra que los islamistas radicales aumentan en el país, lo que implica mayor peligro para los cristianos, especialmente para los creyentes de trasfondo musulmán. Oremos por los cristianos del país, así como por los miembros de nuestro equipo en el lugar y por su seguridad. Estamos a la espera de obtener más detalles de nuestros contactos locales.