De acuerdo con informaciones de Inquirer Philippine, el Daesh (autodenominado Estado Islámico), reconoció oficialmente el "bai'ah", una terminología islámica, que sirve como juramento de lealtad a un líder. Literalmente, la palabra significa "transacción comercial" o "venta", de ahí el significado del juramento, que es "venderse" a un maestro espiritual. El bai'ah fue iniciado por el profeta islámico Mahoma para todos aquellos que quisiesen ser parte del Islam, por lo que la gente pasaba a obedecer las órdenes de aquel maestro. Ahora, el pacto pasó a ser aceptado desde el sur de Filipinas, donde las personas juran lealtad a los líderes del Daesh.

"Los Filipinos Islámicos juraron lealtad al líder del grupo militante islámico Abu Sayyaf, uno de los diversos grupos separatistas de la región. La traducción de este nombre significa ‘portador de la espada’. Todos ellos están armados y esto apunta a la inseguridad de los cristianos, en especial aquí en la isla de Mindanao. Aparte de eso, hubo una revuelta entre ellos, y la facción islámica conocida como BIFF (Bangsamoro Islamic Freedom Fighters – Luchadores de la Libertad Islámica en Bangsamoro) también juró lealtad al Daesh. Nadie sabe si su unión tiene que ver con acuerdos financieros o fue por pura ideología, el punto es que juntos adquieren más fuerza y ​​ayudan a incrementar la persecución religiosa", comenta uno de los analistas de persecución.

Según el analista, el BIFF no aceptó el último acuerdo de paz hecho por el gobierno y, en los últimos meses, atacó y mató a muchos cristianos. "Fortalecidos por el acuerdo de fidelidad con el Daesh, ellos podrían seguir cometiendo más atrocidades". Filipinas está dividida en 17 regiones administrativas y 79 provincias, con cerca de 100 millones de habitantes, siendo así, uno de los siete países más poblados de Asia y uno de los 15 más poblados del mundo, con cerca de 90% de cristianos. A pesar de que ellos están experimentando la persecución religiosa en su país, continúan osados y firmes en su fe. Ore por esta nación.