Estas familias cristianas fueron desplazadas allí por las autoridades, ya que se encontraban sin hogar, y fueron empleadas por el gobierno. Así fueron a parar a Nageshwari, localidad de mayoría musulmana.

Sin embargo, los residentes locales no están de acuerdo con el traslado de estas familias a su comunidad, por lo que los cristianos de trasfondo hinduista en la zona enfrentan persecución diariamente, y a presión por parte de la comunidad. Tristemente, la hostilidad se ha convertido en violencia, resultando en los recientes ataques.

Gracias a Dios, algunos de los atacantes ya han sido arrestados y están a la espera de juicio. Pero algunos de ellos siguen en libertad, y están exigiendo a las familias que retiren las acusaciones, o de lo contrario sufrirán las consecuencias.

Estas familias sufren amenazas constantes que les obligan a marcharse de la zona: «[Algunos] musulmanes locales no quieren que estos [cristianos] se queden aquí. Dicen que, puesto que tienen dificultades para encontrar tierras, son ellos los que deberían tener prioridad aquí. A menudo crean problemas y se aprovechan de que son mayoría,» dice un pastor local que está en contacto con nuestros colaboradores.

Además, añade: «Los cristianos de trasfondo hinduista llevan sufriendo ya mucho tiempo. A menudo los vecinos lanzan piedras al tejado mientras duermen. Es difícil aguantar esto todo el tiempo

Nuestros colaboradores locales piden que los apoyes en oración por los cristianos de trasfondo hinduista: