En la celebración del Aniversario número 60 de Puertas Abiertas al servicio de la Iglesia Perseguida, revivimos el peligroso viaje del Proyecto Perla: la entrega de un millón de Biblias en Chino en una sola noche el 18 de junio de 1981.

El período más oscuro

El Hermano cristiano chino Charlie comparte lo que sucedió cuando se convirtió en un cristiano en 1978, a sus 20 años: "Nuestro pastor era el único que tenía una Biblia. Tuvimos que copiar versículos de la Biblia en cuadernos y papeles cada domingo para que pudiéramos seguir leyendo las palabras de Dios para la próxima semana. Más tarde, algunos hermanos de una ciudad del sur nos dieron unas Biblias. Cuando las recibimos, las dividimos en varias porciones, una para cada persona y nos las turnábamos".

"Teníamos nuestro servicio de domingo en un pequeño ático. Alguien tenía que estar de centinela en la puerta principal. Teníamos que bajar la voz. Para entonces, teníamos unas 30 personas metidas en un pequeño ático que tenía sólo 6 o 7 metros cuadrados".

Este fue el período más oscuro de la historia de la iglesia china. Se quemaron miles de Biblias y un sinnúmero de pastores y cristianos fueron arrestados durante la Revolución Cultural (1966-1976). Sin embargo, la pasión de una vieja hermana cristiana brilló en la oscuridad y cambió la vida de Charlie.

La pasión de una hermana anciana

Hace unos 30 años, Charlie vivía en una ciudad en la costa sureste de China. Una vecina de Charlie, una vieja hermana cristiana entre 70 y 80 años, le susurró: "Mira a ese pescador! Él está destrozandoo una Biblia para envolver el pescado! No tenemos Biblias y sin embargo, está destruyendo Biblias para envolver pescado en el mercado. Que verguenza! ¿Por qué no le compramos las Biblias a él? También podemos bendecir a otros hermanos y hermanas que no tienen Biblias para leer".

"Esta vieja hermana conoció al Señor cuando trabajaba como empleada doméstica para una familia extranjera en China", recordó Charlie. "Su corazón se rompió cuando ella fue testigo de todo el sufrimiento durante la Revolución Cultural. Ella guardaba todo en su corazón. Ella era pobre, pero fiel. Ella me instó a rescatar las Biblias de las manos del pescador".

"Inmediatamente me acerqué al pescador y le dije: 'Deje de romper ese libro! ¿Me lo vendería? Usted puede utilizar el dinero para comprar otro tipo de papel para los peces. "El pescador me miró sorprendido, pero asintió. No se atrevió a decirme cuántas tenía en su poder. Dijo que tenía dos o tres cajas. Le dije que me diera cuanto tuviese".

"Después de negociar el precio, me vendió cada Biblia en RMB 1. Había 90 libros en una caja, por lo que se ganó 90 RMB por caja. Entonces, RMB 90 era mucho dinero. Sólo nos ganamos unos 30 RMB al mes! Estaba muy contento. Poco después de la venta, él me dijo que tenía más", dijo Charlie.

1 En la década de 1980, los vendedores ambulantes de pescado utilizaban papel en lugar de bolsas para la venta de pescado en el mercado.

"Con cada entrega, el pescador traía un barco hacia mí por la noche con dos cajas de Biblias. Lo hacía en secreto, cubriendo los libros firmemente con un pedazo de tela. Después de cada venta, decía que tenía más. Les dije a mis hermanos y hermanas en Cristo que podríamos conseguir todas estas Biblias y dárselas a aquellos que las necesitan. Todo el mundo estaba dispuesto a contribuir con algo de dinero, aunque éramos pobres".

"Investigué por qué tal gran número de Biblias había aparecido en nuestra ciudad y descubrí esta historia sin precedentes..."

Un Millón de Milagros a través de los ojos de un adolescente

Caminando con los hermanos y hermanas a lo largo de la playa donde el Proyecto Perla tuvo lugar en 1981, Xiao Chen compartía lo que ocurrió el 18 de junio de 1981. El pequeño joven de entonces es ahora un hombre de mediana edad.

"Era una noche lluviosa y la luna se escondía detrás de las nubes, yo apenas podía ver en el mar. Mi hermano mayor me llamó a la playa. Había alrededor de 500 a 600 personas esperando en la playa. Yo no sabía lo que estaba pasando. Yo era un adolescente! "

Xiao Chen caminaba por la playa con su hermano mayor y otros miembros de la iglesia. Paul Estabrooks, un coordinador del Proyecto Perla, tuvo el privilegio de reunirse con estos preciosos hermanos y hermanas. Recordando aquello juntos, alababan al Señor Todopoderoso.

"Recuerdo un barco gigante sin banderas acercándose lentamente al puerto", continúa Xiao Chen. "Todo el mundo en la playa parecía muy ansioso. A continuación, un pequeño bote de goma bajó de la nave. Vi a mi hermano mayor remar en un bote a la nave y hablar con un extranjero que pudo haber sido el capitán. Después de algún tiempo de haber comenzado a trabajar. Mi hermano mayor y otros tres hombres formaron un equipo para sacar el bote de goma a la orilla con una cuerda gruesa. El bote de goma tenía una carga completa de cajas. Después de descargar las cajas en la playa, repitieron el proceso de sacar otro bote de goma lleno de cajas. Había un sinnúmero de cajas. Mi hermano mayor no me dijo lo que estaban haciendo".

El hermano mayor de Xiao Chen, Chen Da, ahora tiene 70 años. Él sigue siendo fuerte hoy. Xiao Chen compartió su recuerdo de aquella noche, riendo y agregó, "me encontré con el capitán. Era muy alto. Sus manos eran muy grandes y nos dimos la mano. Se parecía a ti! "Da Chen señaló a Paul Estabrooks. "Sostuvo mis manos y oramos. Después de orar, me dio una palmada en el hombro y dijo: 'OK! ¡OK! "Supongo que él nos pedía que nos diéramos prisa. Habíamos pedido a cientos de hermanos que viniesen a recoger las Biblias con una barra en los hombros".

Xiao Chen añade: "Después de un par de horas, soldados corrían a la playa con antorchas. Yo no sabía lo que estaba pasando. Mi hermano mayor me dijo que corriera! "Xiao Chen miraba a Da Chen al decir esto. "Corrí tan rápido como pude. También les dije a otros hermanos que no viniesen a la playa. Más y más hermanos estaban en camino porque escucharon que había algo valioso para recoger".

"Dios nos salvó! La mayoría de los hermanos y hermanas se habían ido de la playa antes de que los soldados llegasen", dijo Da Chen. "El barco también se fue. El capitán, probablemente se dio cuenta de que algo inusual estaba sucediendo. Las cajas caían al mar mientras el barco se iba. Todavía había un montón de cajas que quedaban en el mar. Los soldados detuvieron a algunos hermanos y los amenazaron. También apilaron algunas Biblias en la playa.

Intentaron quemar las Biblias. "Parecía como si las escenas de ese mismo día parpadearan por su mente como imágenes.Una barra de hombro es un yugo de madera o bambú, utilizado por la gente para llevar una carga.

"Yo no sabía lo que había sucedido", Xiao Chen respondió cuando se le preguntó si tenía miedo en el momento. "Con el tiempo, supe que esas cajas estaban llenas de Biblias! Una Biblia era un milagro para nosotros!"

Pero este simple adolescente había sido testigo de un millón de milagros conocidos como el Proyecto Perla. Cada milagro se produjo como respuesta a las oraciones fervientes de los cristianos chinos y a su hambre de la Palabra de Dios.

Un millón y Un Milagro

Mientras cientos de creyentes estaban trabajando en la playa en esta noche, Dios estaba realizando otro milagro tras bambalinas.

Había una torre de vigilancia a menos de 1 km de la playa Perla y otra torre mirador, la más alta de todo el distrito, al lado de una Base de Control de la marina de guerra. La marina y los milicianos estaban de guardia allí cada noche. Eran los encargados de la seguridad marítima en esta área y de las idas y venidas de los barcos.

En una noche tan lluviosa, apenas se podía ver en el mar, incluso desde dos torres de vigilancia en la cima de una montaña. Tal vez fue por esa razón los vigías dejaron su puesto y se fueron a tomar una copa.

"En la noche del Proyecto Perla, los vigías se emborracharon," informó Charlie. "Y es por eso que no vieron lo que estaba sucediendo. Se quedaron dormidos después de beber. Un millón de milagros ocurrieron durante esa misma hora. Más tarde alrededor de las 3 o las 4, se despertaron y descubrieron la operación. Pero el trabajo estaba casi terminado. Inmediatamente llamaron a más gente armada, pero ya era demasiado tarde".

"Alabado sea el Señor! Hicimos tantas cosas justo debajo de sus narices", dijo Xiao Chen, que todavía estaba asombrado por el increíble poder de Dios. "Ellos no sabían que había cientos de cristianos que esperaban que llegase un milagro en la playa, que llegase un barco totalmente cargado con 1 millón de Biblias".

Da Chen cerró los ojos lentamente. "El anciano de nuestra iglesia oró toda la noche en la cima de la montaña. Muchas hermanas oraban en casa por ese evento increíble. Trabajamos con Dios! Trabajamos con el Espíritu!".

Esta es la herencia espiritual de los cristianos chinos de esta generación en este distrito. "Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?" (Romanos 8: 31b)

Pescar las Biblias

Cuando Charlie hablaba del Proyecto Perla, estaba lleno de entusiasmo y energía. "Muchas Biblias cayeron en el mar. Es por eso que los pescadores tenían tantas! Ellos vinieron a pescar esa noche y "pescaron" muchas cajas de Biblias. Pensaban que el papel de los libros podría ser utilizado en el mercado, incluso si los libros no podían valer mucho dinero".

Charlie llevó a Paul Estabrooks a visitar diferentes lugares en la ciudad para recordar el Proyecto Perla. "Los pescadores no 'pescaron' todas las cajas en el mar", dijo Charlie. "Muchas cajas estaban flotando a lo largo de la marea desde esta playa hacia nuestra ciudad. Había mucha gente nadando en la tarde. Al segundo y al tercer día después de la descarga, muchos nadadores encontraron cajas y cajas de Biblias en el mar. Algunos de ellos sabían que eran libros cristianos. En el pasado, muchas personas no sabían mucho acerca de las Biblias, sólo sabían que eran libros cristianos. Algunos de ellos pensaron que los libros no eran de ninguna utilidad para ellos y simplemente se los dieron a los cristianos que conocían. Las Biblias fueron bien embalados en bolsas y cajas de plástico. Muchas de ellas todavía estaban secas. Nuestros hermanos y hermanas recibieron esos regalos preciosos de los vecinos con gran alegría!"

El coche de Charlie llegó al edificio de una iglesia en el centro de la ciudad. "Esto solía ser un edificio de una iglesia antigua. Algunos nadadores reconocieron que las Biblias fueron muy importantes para los que creen Cristo. Ellos eran muy inteligentes. Trajeron las Biblias a las entradas de la antigua iglesia y pusieron puestos para vender Biblias! Durante ese período, la gente a menudo vendía libros y otros artículos a la entrada de las iglesias antiguas".

"Al principio, cada Biblia se vendió por RMB 2. En ese momento, RMB 2 era una cantidad grande porque el salario promedio era bajo. Pero muchos hermanos y hermanas estaban dispuestos a pagar el precio. Durante las pocas semanas después del Proyecto Perla, esta ciudad de repente tenía muchas Biblias - en la playa, en el mercado, a la entrada de los edificios de las iglesias... Sin embargo, la venta y distribución de Biblias se hizo con cuidado. Las autoridades seguían en busca de personas relacionadas con este 'vergonzoso' incidente".

A través de las manos de los pescadores y bañistas, Charlie consiguió su primera Biblia. Muchos hermanos y hermanas ya no tenían que tomarse horas copiando versículos. Ahora, ellos eran capaces de pasar más tiempo leyendo la Palabra. A través de estos milagros, Dios desplegó su voluntad para Charlie paso a paso.

Camino a convertirse en un Distribuidor de Biblias

Durante las primeras dos semanas después del Proyecto Perla, las Biblias obtenidas por los pescadores y bañistas estaban mayormente secas. Después de esto, los pescadores y bañistas recogieron más y más Biblias, pero debido a que las Biblias habían estado en el agua durante tanto tiempo, el agua se había filtrado a través de las cajas y había empapado las Biblias dentro.

"Cada Biblia es preciada para nosotros! Aunque muchos hermanos y hermanas en nuestro distrito ya tenían sus Biblias Perla secas, queríamos bendecir a hermanos y hermanas en otros lugares. No teníamos más remedio que recoger también las Biblias mojadas. Trajimos las Biblias a mi casa y las repartimos por todo el suelo. Cada día tuve que asolearlas".

En la planta superior de la casa de Charlie, cientos de Biblias Perla se secaron en el balcón. "No había cobertura aquí", dijo. "Una gran planta en una maceta estaba allí para escondernos de la vista de los oficiales del gobierno en el edificio de al lado. Ellos no podían ver lo que pasaba aquí ".

Charlie tomó una Biblia Perla y le mostró a Paul la forma en que se secaban las Biblias en los buenos viejos tiempos. "Nos llevó dos o tres días secar las biblias. Después de eso, las Biblias se volvieron más gruesas, pero aún estaban bien. Las palabras todavía se leían claramente. Faltaban algunos bordes de algunas páginas. Los hermanos y hermanas ayudaron a solucionarlo. Hemos arreglado un montón de Biblias empapadas, se estima que 200 a 300 cajas. Pero seguían siendo útiles. Gracias al Señor".

"En total, distribuimos entre 600 a 700 cajas de la Biblia Perla, tanto secas como mojadas. Dios nos protegió a través de esta experiencia. Durante ese período, los miembros de mi familia apoyaron mi ministerio. 
3 En ese momento, un par de edificios de la iglesia fueron re-inaugurados después de la Revolución Cultural.

Hermanos y las Hermanas tuvieron la pasión para ayudarme con este ministerio. No se pudo haber hecho únicamente por mi propio esfuerzo. La iglesia oró para que nos apoyasen y recibimos la fuerza para continuar. Cuando vimos las Biblias distribuídas a diferentes partes de China, estábamos muy conmovidos. El trabajo se realizó a través del esfuerzo conjunto de hermanos y hermanas en diferentes lugares. Gracias al Señor. "Charlie no pudo ocultar su profunda gratitud al Señor.

"Me di cuenta de que Dios había llamado a tres grupos de nosotros para cooperar y hacer posible este proyecto. En primer lugar, llamó a la iglesia en la ciudad para coordinar el Proyecto Perla con los hermanos y hermanas en el extranjero. En segundo lugar, llamó a los de los pueblos de los alrededores de la playa para recoger las Biblias de la nave. En tercer lugar, nos llamó a los que vivíamos en la ciudad para distribuir las Biblias a las diferentes regiones de China. Por supuesto, no nos olvidamos de los enormes esfuerzos realizados por los hermanos y hermanas en el extranjero. Sin sus oraciones, habría sido demasiado difícil caminar a través de estos años difíciles, y no habría sido testigo del renacimiento y de la libertad en la actualidad. "

"En la última parte de mi vida, me convertí en un fabricante de tiendas de campaña para el ministerio de distribución de Biblias", continuó Charlie. "Aparte de Biblias, también distribuimos otros materiales cristianos. Tomamos riesgos para servir y Dios nos ha protegido. ¡Gracias al Señor!"

Bendiciones traídas desde miles de millas de distancia

Uno nunca podría imaginar las bendiciones que fueron traídos a Xinjiang - a Cuatro mil millas de distancia de la costa sureste, donde las Biblias Perla fueron entregadas por primera vez a China. El Proyecto Perla también catalizó el nacimiento de una iglesia misionera china en una región seca espiritualmente y políticamente sensible.

Como líder de una iglesia misionera, Lucy recibió su Biblia Perla hace 30 años. "Mi Biblia llegó del extranjero hacia el sureste de China, desde el sureste de China para el centro de China, y luego a nuestro lugar. Había oído de mi padre que un extranjero había alquilado un gran barco para transportar una carga completa de Biblias hacia China en una sola noche. Había un montón de Biblias. Recibimos miles de ellas!"

"Hace décadas, mi padre se trasladó desde el centro de China a Xinjiang. Había decidido difundir el evangelio en este trozo de desierto. Como él era un predicador itinerante, a menudo viajó a muchos lugares de China. Una vez, él regresó a su ciudad natal en el centro de China y conoció a un hombre que también era un hermano en Cristo. El hombre compartió su experiencia de recibir bolsas de Biblias de manera misteriosa".

"El hombre trabajaba en una tienda de abarrotes que estaba cerca de la estación de tren. Un día, cuando abrió la tienda temprano como de costumbre, se encontró con una gran bolsa negra apoyado en la puerta. Miró a su alrededor y no encontró a nadie. Abrió la bolsa y vio que estaba llena de Biblias. Trató de ocultar la emoción y fingió que no hubiera pasado nada. Tomó la bolsa rápidamente. Obviamente, alguien había dejado intencionalmente la bolsa de Biblias para él. Recibió bolsas de Biblias una y otra vez de la misma manera. Con el tiempo, se enteró de que las Biblias habían venido de la gran nave contratada por aquel extranjero. Este hombre decidió compartir las Biblias con nosotros. Sabía que necesitábamos desesperadamente Biblias en esta región".

Sin embargo, miles de Biblias son algo voluminoso. ¿Cómo puede un predicador llevarlas a miles de millas? "Mi padre conocía a un creyente que trabajaba en el tren que iba y venía entre Xinjiang hacia el centro de China", explicó Lucy. "Cada vez que mi padre regresaba a su ciudad natal, él tomaba ese tren especial para llevar Biblias. Ese hermano era muy valiente. Si hubiera sido descubierto, él no sólo habría perdido su puesto de trabajo, sino que también habría sido encarcelado. Gracias a Dios y por su protección, nunca fueron atrapados".

Nadie sabía que ese tren en particular había estado trayendo miles de Biblias a la provincia más remota en China. Miles de cristianos chinos fueron capaces de leer la Palabra de Dios a causa de estos dos hermanos valientes que estaban dispuestos a arriesgar sus vidas para llevar innumerables Biblias durante un período de tres años.

Lucy siguió los pasos de su padre y se convirtió en una líder de una iglesia en una casa local. "En ese momento, no había muchos creyentes en esta ciudad desconocida en Xinjiang. Empezamos con una reunión secreta de cinco personas en la casa de una hermana. Yo era la única que tenía una Biblia. Entonces, cada vez más personas vinieron y la necesidad de Biblias creció más y más. Cuando mi padre llegaba con alguna bolsa de Biblias de nuevo, esa bolsa era un tesoro. "Lucy dijo: "Siempre les dije a los creyentes que aquellas Biblias no tenían precio, que se compraron con vidas ".

Ahora, la iglesia de Lucy tiene más de mil miembros que se reúnen en diferentes puntos de encuentro. Son celosos en difundir el evangelio, sin importar el costo. También proporcionan materiales a los creyentes secretos de origen musulmán en Xinjiang.

"Sus vidas son mucho más difíciles que las nuestras. Las autoridades les vigilan mucho más cerca que a los chinos Han. Sus creyentes son sólo un pequeño número. Es nuestra responsabilidad ayudarles con los pocos recursos que tenemos. No estamos haciendo más que aquellos hermanos y hermanas que arriesgaron sus vidas para traer las Biblias a nosotros".

Sufrimiento por el Impacto invisible

"La investigación tomó unos ocho años y dos hermanos fueron encarcelados durante dos años. El barco pasó con éxito a través de la seguridad marítima y trajo un millón de Biblias a China en una sola noche. Esta era una vergüenza para el gobierno, "compartió la Hermana Cindy, que vivía en la misma ciudad que los cristianos chinos que organizaron el Proyecto Perla .

En un día soleado, algunos hermanos y hermanas chinos se sentaron en el balcón de la casa de Charlie para leer el testimonio del anciano de una iglesia local que participó en el Proyecto Perla.

"... Todos los que tenían condiciones físicas en la iglesia se reunieron en la playa para rescatar las Biblias. Esta fue una increíble forma en la que Dios rescató las Biblias. Trabajamos hasta después de las 4am. Otros en la aldea habían llamado a las autoridades. Después de que el sol había salido, funcionarios de seguridad llegaron para monitorear. En el segundo día, comenzaron a investigar y quemaron las biblias que habíamos acumulado en la playa. Pero la mayoría de Biblias ya habían sido escondidas por nosotros.

"Todas las personas relevantes en la iglesia fueron investigadas, monitorizadas, e incluso detenidas por la policía. Los que se encontraban relacionados con el proyecto fueron especialmente acosados. Tres de nosotros fueron investigados. Ese año, yo fue detenido durante 14 días, y mi familia no sabía nada al respecto. Después de 18 investigaciones, los funcionarios de seguridad locales y regionales sabían más sobre los detalles de cómo se entregaron las Biblias del extranjero que yo.

"Cada vez que me interrogaron, siempre dije que no sabía nada. Le dije que no sabía un total de 17 veces. Fui golpeado, pateado, y verbalmente abusado un par de veces cuando se enojaron ... "

La Hermana Cindy dijo una palabra para describir el impacto del Proyecto Perla: "A pesar de todo este sufrimiento, el Proyecto fue impactante. Había muchos buenos resultados. Se catalizó el gran avivamiento en China.

Los creyentes en mi provincia recibieron muchas Biblias. Muchos creyentes en diferentes provincias dijeron que recibieron sus propias Biblias. Muchas iglesias se levantaron, miles y miles de personas aceptaron a Jesús, y muchos líderes han nacido porque finalmente tenían sus propias Biblias".

"Estos hermanos y hermanas sufrieron y han ido muriendo uno por uno. Algunos no tuvieron la oportunidad de presenciar el gran avivamiento en China de hoy en día. Sin embargo, vivieron una vida significativa, digna de su Llamado por Dios ", añadió Charlie.

"Todas estas personas seguían viviendo por fe cuando murieron. Ellos no recibieron las maravillas prometidos; sólo las vieron y les dieron la bienvenida a la distancia, admitiendo que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra."(Hebreos 11:13)

Un Avivamiento pintado por las lágrimas en Oración de los Perseguidos

Charlie llevó entonces el grupo al edificio de una iglesia de un estilo británico muy clásico para celebrar la obra de Dios en China durante las últimas décadas. Este hermoso edificio de la iglesia, lo suficientemente grande como para acomodar una congregación de 400 a 500, se levantó en un antiguo pueblo en el sur de China. Esta iglesia tiene una historia de más de 100 años. Fue construida por los misioneros extranjeros. El cristianismo fue llevado a esta región por los misioneros extranjeros desde hace mucho tiempo. El patio de este edificio de la iglesia es un cementerio para los misioneros.

"Desafortunadamente, esta iglesia se vio obligada a cerrar durante el período de la Revolución Cultural. Qué pena que fue luego utilizada por las autoridades! Junto con el final de la Revolución Cultural, la prohibición de las religiones fue levantada en 1980. La iglesia preguntó al gobierno si pudieran tener el edificio trasero nuevamente. En 1981 - el mismo año en que el Proyecto Perla se llevó a cabo - se volvió a abrir esta iglesia", explicó Charlie. "Entonces, cada vez más creyentes llegaron a esta iglesia para adorar al Señor. Esta fue la única iglesia abierta en la zona en la década de 1980. Todos los domingos, este edificio estaba lleno de más de 500 personas! Los creyentes tenían Biblias para leer. Los pastores podrían alimentar al rebaño con la Palabra de Dios. Los funcionarios del gobierno de las autoridades cercanas tenían curiosidad y miraron dentro de la iglesia para ver qué pasaba y con el tiempo, muchos vinieron al Señor".

"Más tarde, más y más iglesias fueron abiertas por todas partes en China", continuó, "por no hablar de miles de iglesias en las casas. Hoy en día, no muchas personas asistieron a esta iglesia del pueblo, tal vez sólo 100 a 200 personas".

Este edificio marca la historia de la Iglesia en China. La iglesia china se construyó con la sangre de los misioneros extranjeros. El renacimiento de la iglesia china está pintada sobre las lágrimas en oración y la perseverancia de los cristianos chinos perseguidos".
"La gloria de esta casa será mayor que la gloria de la antigua casa" (Hageo 2: 9a)

Carta de agradecimiento de hermanos y hermanas chinos:

Queridos hermanos y hermanas en el Nombre del Señor,

Shalom!

Somos varios hermanos y hermanas de las iglesias chinas. Representamos a las iglesias chinas para expresar nuestra gratitud a ustedes - queridos hermanos y hermanas que ayudan a los ministerios de las iglesias chinas. En particular, ustedes derramaron su corazón, la pasión, la fuerza y el apoyo financiero para el Proyecto Perla hace 30 años. Este proyecto ha tenido un tremendo impacto en el desarrollo de las iglesias chinas.

Nosotros representamos a todos los hermanos y hermanas chinos para expresar nuestra profunda gratitud a ustedes! Que Dios los bendiga para que sigan encendiendo la luz para Él!

En Él,

Sus queridos hermanos y hermanas

Después de la oscuridad de la Revolución Cultural, muchas personas pensaron que la iglesia en China había muerto por completo. Cuando se levantó la prohibición de la religión, se vio que la iglesia en China estaba todavía muy viva y creciendo. Sin embargo, había una necesidad desesperada de Biblias en esta iglesia en crecimiento ya que miles de Biblias fueron quemadas durante la Revolución Cultural. Puertas Abiertas en China continuó sirviendo a la iglesia china durante los períodos más difíciles. Hemos escuchado el clamor de los hermanos y hermanas chinos. Para satisfacer las peticiones de los grupos de iglesias en el sureste de China, 30.000 pequeñas Biblias fueron transportadas en maletas a China en el otoño de 1979. La operación se llamó Proyecto Arco Iris. Sin embargo, los cristianos chinos en el sureste no estaban satisfechos con el simple hecho de tener sus propias Biblias; ellos tuvieron la visión de entregar un millón de Biblias a los hermanos y hermanas en diferentes partes de China. A través de oraciones y total sumisión a Dios, Puertas Abiertas China entregó un millón de Biblias a China el 18 de junio de 1981. Este proyecto, conocido como Proyecto Perla, catalizó un gran avivamiento en China. Muchos creyentes en diferentes regiones recibieron sus propias Biblias, muchas iglesias se levantaron, miles y miles de personas aceptaron a Jesús, y nacieron muchos líderes. Hoy en día, las restricciones religiosas en las iglesias chinas se han suavizado considerablemente en comparación con el tiempo durante la Revolución Cultural. Las Biblias están ahora disponibles en China en diversas formas. Las Biblias impresas no sólo están disponibles en las librerías de las iglesias autorizadas por el gobierno, sino también a la venta online. Con el avance tecnológico, las descargas gratuitas de Biblias chinas están ahora disponibles en cada ciudad, cada pueblo y en cada vez más pueblos. Puertas Abiertas China celebra el trabajo increíble de Dios en China y ahora cambia su enfoque ministerial hacia los más perseguidos, los creyentes de trasfondo musulmán y de fondo budista.