Recientemente, unos colaboradores locales de Puertas Abiertas en India han ayudado a un grupo de mujeres a establecer un centro de tejido y entramado en su comunidad.

A pesar de haber sido ridiculizadas por sus vecinos y de haber perdido sus ingresos por culpa del confinamiento por Covid-19, ahora pueden sostenerse gracias a tus oraciones y tu apoyo económico.

Preeti*, una de las beneficiarias de esta ayuda, nos comparte que «en nuestra familia nadie tiene educación [superior], por lo que tenemos una gran desventaja. Económicamente somos muy pobres. Sobrevivimos con lo mínimo. Tenemos grandes batallas en este aspecto

Preeti añade que «estamos comprometidas a seguir fielmente a Jesús. Dios ha visto nuestras luchas y a través de [Puertas Abiertas] nos ha provisto de este proyecto de tejido y entramado.»

«Como grupo estamos muy felices de recibir la generosa ayuda que nos enviáis. Así que queremos daros las gracias por vuestra ayuda y vuestro apoyo. Que El Señor continúe bendiciendo todo lo que hacéis