Warsi, Ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, ha avisado que los cristianos se extinguirán en algunas partes del mundo a causa de la violencia que sufren.

Antes de su discurso en la Universidad de Georgetown in Washington, la ministra le dijo a la BBC, que la "persecución" se ha convertido en una crisis global.

"Me preocupa, al igual que a muchos de los remitentes de la correspondencia que recibimos, que la cuna del cristianismo –lugares del mundo donde el cristianismo se extendió– ahora vea como grandes partes de las comunidades cristianas se tengan que marchar y aquellos que permanecen, sufran persecución" dijo la ministra.

"Tener sociedades plurales tiene muchas ventajas –desde la economía hasta la forma en la que las personas se desarrollan culturalmente– y por lo tanto a todos nos interesa que las comunidades cristianas sientan que no son perseguida en los lugares donde nació su religión".

La ministra Warsi dijo que la situación era desalentadora para muchas minorías religiosas, sobre todo la cristiana.

"La situación es particularmente mala para los cristianos. Uno de cada diez cristianos vive en situación de minoría, y grandes cantidades de los que viven en situación de minoría por todo el mundo son perseguidos. Pienso que lo que está pasando, lamentablemente, es que son percibidos como intrusos, como "los otros" dentro de una misma sociedad, aunque llevan viviendo allí desde hace muchos, muchos siglos.

"Somos testigos de lo que se puede denominar un castigo colectivo, llevado a cabo a veces por parte de los estados y a veces por extremistas. Los cristianos son vistos como dianas legítimas porque los consideran enemigos de su religión, y este concepto de castigo colectivo, que sean vistos como agentes del Occidente quizás, o de otros lugares del mundo o agentes de regímenes, es incorrecto, y por lo tanto debemos denunciarlo y llevar este mensaje a los países donde tienen ese concepto".

Para la ministra, la clave está en los políticos de esos países con minoría cristiana, los cuales deben trabajar en contra de la discriminación.

"Soy responsable de Paquistán. Una de las cosas en las que participo es en tener conversaciones muy francas con el presidente del país, con el ministro de asuntos exteriores y con el ministro de asuntos religiosos. Les recuerdo que los políticos tienen la responsabilidad de hacerse oír cuando se da este tipo de persecución y de establecer los principios por los que ha de guiarse la sociedad".

"Los políticos tienen que establecer los principios. Hay un estudio muy interesante llevado a cabo en Estados Unidos, en el que se determina que el trato que recibe una comunidad tras un incidente, pongamos una minoría tras un ataque de extremistas, depende  en su mayoría del tono que los políticos establezcan. Por tanto la responsabilidad de establecer el tono está en los políticos. Tienen la responsabilidad de marcar los perímetros legales de lo que será tolerado y de lo que no. Es trágico que un 83 por ciento de los países tengan una constitución que protege la libertad de religión pero no la respetan."

Además de denunciarlo, la ministra Warsi rogó a los políticos que cumplieran con su palabra asegurándose de que se cumpla con sus constituciones y con las leyes internacionales de derechos humanos.

"Se puede hacer mucho más. Hay un consenso internacional en forma de resolución del Consejo de Derechos Humanos, referente al trato de las minorías y la tolerancia hacia otras creencias, pero tenemos que crear una voluntad política para apoyarla."

"Tenemos artículos internaciones sobre la libertad de religión que son los más traducidos, pero no son implementados, así que no se trata de tener leyes, sino de que los políticos tengan la voluntad política de implementar estas leyes".