Hoy, tristemente, debemos hacernos eco de unas terribles noticias. Una vez más volvemos a traer la situación de nuestros hermanos en Irak, en especial del pastor asirio Victor-Betmwaz y su mujer Shamiram Issavi.

Victor fue arrestado hace tres años por su fe y durante todo este tiempo ha estado inmerso en juicios con el objetivo de apelar su sentencia. A pesar de todo esto el pastor ha sido condenado a 10 años prisión. Sorprendentemente la situación no quedó ahí, sino que Shamiram, su mujer, fue citada recientemente en la prisión de Evin. Allí le indicaron que había sido condenada a 5 años de prisión y que debía empezar a cumplir su sentencia inmediatamente.

Victor cumplirá próximamente los 66 años, mientras que su mujer cumplirá 65 años en diciembre. Su avanzada edad, junto con estas sentencias a prisión tan largas, los coloca en una posición de extrema dificultad.

Oremos con este matrimonio en estos tiempos de dificultad.