La semana pasada, se esparcieron rumores de que el pastor Polycar Zongo, de la iglesia de Cristo en las Naciones en Jos, estado de Plateu, había sido liberado después de haber sido secuestrado mientras se dirigía a una conferencia de la iglesia el pasado 19 de octubre. Sin embargo, Christian Post reporta que el pastor, que había sido secuestrado por un grupo islámico en el noreste de Nigeria, todavía permanece cautivo, por lo que las informaciones que circularon acerca de su presunta liberación estaban equivocadas.

Luego de 10 días desde su secuestro, fue publicado un vídeo en el que aparece el pastor Zongo hablando en Haausa, pidiendo tanto al gobierno como a la denominación de su iglesia y a la Asociación Cristiana de Nigeria, que trabajen no sólo para su liberación, sino también para la liberación de dos mujeres que fueron secuestradas juntamente con él.

Según informó el líder cristiano nigeriano Gideon Para Mallan a Christian Post, el vídeo en cuestión fue publicado por un grupo terrorista islámico llamada Khalifah Army. Este líder señaló además que no sabía si el grupo tenía vínculos con otros grupos islamistas activos en la región, como Boko Haram y la provincia de África Occidental del Estado Islámico.

El vídeo contenía muchos detalles, entre ellos los nombres de grupos cristianos, y los militantes no pidieron rescate. Según el líder cristiano Mallam, estas son señales que podrían indicar que hay planes para secuestras a más cristianos en el período previo a la Navidad. "La iglesia necesita ser sabia y no caer en una trampa explosiva que ellos mismos han tendido. Podemos celebrar la Navidad en cualquier lugar. Evitemos convertirnos en una presa fácil", apuntó.

Según informaron fuentes locales a Puertas Abiertas, el día de la desaparición del pastor Zongo, el grupo Boko Haram también secuestro a cuatro mujeres cristianas que se dirigían a Maiduguri, la capital del estado de orno. Las fuentes informaron que los militantes del grupo terrorista detuvieron el vehículo en el que viajaban y seleccionaron a las mujeres en función de su fe. Entre las mujeres secuestradas, se encuentra Fayina Alia de Kaduna. En tanto, las identidades de los otros no han sido reveladas por el momento.

Por otra parte, el portal Defense Post informa que el 1 de noviembre, el grupo Boko Haram quitó la vida de al menos a 12 personas y secuestró a tres mujeres y sus cuatro hijos. Todo esto ocurrió durante un ataque a una aldea en el estado nororiental de Borno.

Un líder comunitario informó que los secuestradores condujeron camionetas hasta la aldea de Takulashi y comenzaron a disparar, saquear suministros de alimentos e incendiar casas. Cabe destacar que Takulashi está a 18 km de Chibok, la ciudad donde Boko Haram secuestró a 276 escolares en 2014.

Desde su inicio en 2009, la insurgencia de Boko Haram se ha cobrado la vida de al menos 27.000 personas en Nigerio y los países vecinos. Por ello, al grupo se le ha calificado como "el actor más activo y letal" de África Occidental.