Según los últimos informes de Open Doors, Amina* que es una nueva convertida al evangelio de Cristo, está enfrentando muchas dificultades para adorar a Dios en una villa de Turkmenistán. Por causa de su fe en Cristo, ella ha sido perseguida y humillada.

"Amina aceptó a Jesús hace dos años y se volvió parte de la iglesia subterránea local. Cerca de seis meses atrás, su hermano, que estaba estudiando en otro país volvió a casa. Él supo que su hermana se volvió cristiana, entonces la golpeó severamente y la echó de casa. A pesar de eso, ella no negó su fe", cuenta uno de los analistas de persecución.

Recientemente, el hermano de Amina salió de casa a fin de servir en el ejército y quedará ausente los próximos 18 meses. La cristiana volvió a la casa y ahora visita la iglesia secretamente, pero cuando su hermano vuelva, ella probablemente tendrá problemas de nuevo. "Amina necesita de nuestras oraciones para que continúe firme en la fe. Pero debemos orar también por el hermano de ella, para que se arrepienta y para que conozca el amor de Cristo que transforma los corazones", concluye el analista.

*Nombre alterado por motivos de seguridad.