Las víctimas, miembros de la Redeemed Christian Church of God, viajaban para prepararse para el programa de Semana Santa "Vamos a pescar" de la iglesia en Kafanchan cuando un hombre armado las sacó de su autobús y se las llevó en un vehículo, según un portavoz de la iglesia .

Según los informes, un usuario publicó una foto en Facebook del autobús de la iglesia vacío de las víctimas y dijo que todos los pasajeros fueron secuestrados a lo largo de la carretera Kachia. El autobús de la iglesia tiene una inscripción que dice: "La Iglesia de Dios Cristiana Redimida, Región 30, Trinity Sanctuary, Kaduna".

El pastor Olaitan Olubiyi, jefe de medios y relaciones públicas de la RCCG, confirmó el secuestro. Según el medio de noticias nigeriano, el pastor dijo que el ministerio está trabajando con agencias de seguridad para asegurar el regreso de los secuestrados.

"Nos sentimos completamente perturbados por el desarrollo y como iglesia, lo mejor que podemos hacer es orar para que Dios intervenga y estos hermanos regresen a casa con sus seres queridos", dijo Olubiyi a The Punch Sunday. "Como iglesia, estamos orando ahora y pidiendo a Dios que se haga cargo de la situación".

La policía ha iniciado una búsqueda de los cristianos secuestrados y los secuestradores han exigido el pago de un rescate a la iglesia, informó el diario Vanguard. No está claro de inmediato quién secuestró a los miembros de la iglesia.

Durante un retiro de liderazgo el domingo, el presidente nacional del ala juvenil de la Asociación Cristiana de Nigeria, Belusochukwu Enwer, desafió al gobierno a actuar contra este "comportamiento antihumano". Dijo que la autodefensa sería "inevitable" si la situación sigue siendo la misma en Nigeria, según un informe dominical de Vanguard.

Nuestro corazón sangra porque un autobús lleno de cristianos de RCCG de la provincia de Kaduna que iban a un encuentro de oración a Kafanchan fueron secuestrados en el camino”, dijo Enwer, según se cita. “El incidente del secuestro es demasiado y nos ha dejado un sabor amargo en la boca”.

Dijo que la intervención divina es la única forma de acabar con lo que está sucediendo en Nigeria.