La interminable guerra civil entre el Gobierno y el Ejército de Independencia de Kachin (grupo militar armado en defensa de la etnia Kachin) sigue provocando movimientos masivos de los cristianos Kachin de Myanmar. 

En el estado de Kachin existe un alto porcentaje de cristianos. Miles que viven en las zonas afectadas por la guerra han huido de sus hogares. Un pastor que tiene contacto con Puertas Abiertas nos dijo recientemente que en su iglesia se están quedando 85 creyentes que han sido desplazados por la guerra. 

Por su parte, un contacto local nos transmitió la situación de las iglesias que reciben a los desplazados: “Las iglesias locales están haciendo todo lo que pueden para acomodar a los creyentes que huyen de las zonas de conflicto. También donan comida y otros materiales para ayudar. Pero las autoridades locales no permiten a las iglesias y a las organizaciones del distrito aceptar a los desplazados, podrían tener problemas”.

A pesar de que la presencia de ONGs en la zona es muy escasa debido a las prohibiciones gubernamentales, Puertas Abiertas ha podido distribuir comida a personas afectadas a través de un pastor local. Además, con tu apoyo, seguimos ayudando activamente a los cristianos Kachin con cursos de preparación para la persecución por medio de nuestros colaboradores locales. También nos centramos en los niños de las zonas de conflicto y actualmente estamos preparando un programa de terapia contra el trauma para ellos, por el que pedimos oración para que se pueda realizar y bendecir a estos niños.

Puedes leer más sobre esta situación en este artículo de nuestro blog "En Tierra Hostil" (Protestante Digital).