El 28 de mayo los militantes islámicos mantuvieron cautiva durante un breve espacio de tiempo la ciudad de Macomia, una ciudad con un gran paso de personas dedicadas al comercio debido a su posición en la frontera con Tanzania.

Con esta son ya tres las veces que un grupo terrorista islámico controla una ciudad de las provincias al norte de Mozambique en lo que llevamos de año.

Lo que empezó como una insurgencia de militantes islámicos en el año 2017, se está convirtiendo en una guerra entre las fuerzas del gobierno y un grupo de terroristas islámicos muy bien equipados y organizados.

Entre el 28 y 30 de mayo, al menos 95 personas (17 de ellas civiles) fueron asesinadas en los enfrentamientos. Algunos fueron ejecutados tras ser cuestionados por el islam y no responder correctamente, tal y como cuenta un testigo. Otros en cambio murieron tratando de huir.

Como en otros enfrentamientos similares, los militantes islámicos alzaron la bandera negra del autoproclamado Estado Islámico. En el último incidente quemaron casas, tiendas, escuelas, edificios religiosos y edificios gubernamentales. Además, liberaron a los prisioneros de una de las cárceles locales y robaron recursos y material de la ciudad.

El ataque ha causado que organizaciones como Médicos sin Fronteras suspendan sus actividades en la ciudad debido a que su centro de salud fue gravemente dañado. Esto deja en una posición de aún más vulnerabilidad si cabe a la castigada población de la zona.

Aunque particularmente los cristianos no han sido objetivos específicos de estos ataques, al menos 40 cristianos fueron asesinados entre noviembre de 2018 y octubre de 2019, además de los múltiples daños a iglesias.

Esta zona del norte de Mozambique, cuya población es mayoritariamente musulmana, no destacó por su interpretación extrema del islam hasta 2017, cuando una secta islámica surgió y se fortaleció en el área. Ahora el objetivo de estos islamistas radicales es transformar el norte de Mozambique en una provincia del Estado Islámico, lo que podría dejar escenas similares a las vividas en Oriente Medio.