Aunque India fue el país que acaparó todos los focos en el lanzamiento del informe de la Comisión de los Estados Unidos en materia de Libertad Religiosa (USCIRF por sus siglas en inglés) debido a la dureza y el incremento de la persecución en su territorio, el aumento de la opresión hacia los cristianos en Argelia ha colocado al país del norte de África en el radar de esta comisión.

La USCIFR ha colocado Argelia en su “Lista de Vigilancia Especial”, una lista que esta compuesta de 15 países que según la comisión: “Ha participado o tolerado violaciones de la libertad religiosa muy severas” durante 2019. Las condiciones en estos países no llegan a los criterios de violaciones “sistemáticas, continuas y atroces” que caracterizan los 14 “Países de Especial Preocupación” que conforman la lista que encabeza este informe y que define los “peores entre los peores”. Un grupo al que India se ha unido después de 16 años de ausencia.

Argelia ahora comparte sitio en esta “Lista de Vigilancia Especial” con países como Afganistán, Cuba, Kazajistán y otros países donde los cristianos experimentan una opresión severa debido a su fe. El gobierno de Argelia, un país donde el 98 % de sus 43 millones de habitantes son musulmanes suníes, incrementó la presión sobre las minorías religiosas en 2019. En los referido a esta situación la USCIFR declaró: “El gobierno ha tomado medidas severas con la Comunidad Evangélica Protestante, en la mayoría de los casos a través del cierre y redadas a iglesias y edificios cristianos”.

Argelia actualmente se encuentra en el puesto número 17 de la Lista Mundial de la Persecución de 2020, lo que lo coloca 5 puestos más arriba con respecto al año pasado. Este aumento es un reflejo directo del deterioro de las condiciones de los cristianos a lo largo de todo el África Occidental.

La posición de Argelia en esta “Lista de Vigilancia Especial”, significa que la comisión, que es un organismo que aconseja al presidente de EE. UU., quiere que el Departamento de Estado comience a cuestionar directamente al gobierno de Argelia sobre sus reglas a la hora de registrar comunidades de minorías religiosas. Si el Departamento de Estado designa Argelia como un “País de Especial Preocupación” este podría enfrentarse a sanciones económicas si las acciones diplomáticas para mejorar la situación del país fallaran.