Este informe pide a la Comisión de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que investigue y cuestione a Irán sobre su compromiso con el Pacto internacional de Derechos Civiles y Políticos, un acuerdo firmado por Irán hace 45 años, que garantiza la liberad de religión y la lucha contra la discriminación.

La constitución de Irán determina y garantiza la libertad de culto a los cristianos iraníes, pero en la práctica esto se aplica a las comunidades de cristianos asirios y armenios. El estado considera que su religión es parte cultural de estas dos comunidades.

Sin embargo, para el resto de los cristianos del país, las cosas no son tan sencillas. Según el informe presentado, el gobierno de Irán dificulta en gran manera la libertad de estas minorías religiosas. El propio documento destaca 5 de las tácticas más comunes utilizadas por el estado:

1. Las Iglesias cristianas tienen prohibido celebrar cultos y publicar libros en Farsi, el idioma nativo de Irán.

2. Las iglesias pertenecientes a estas comunidades minoritarias serán perseguidas y tratadas por la justicia como si un asunto de seguridad nacional se tratara.

3. Dejar el islam es legal según la legislación iraní, sin embargo, los conversos son denunciados y sentenciados por este tipo de acciones bajo un sistema de leyes y preceptos musulmanes que suelen ser usados de forma abusiva y que dejan poco espacio para la defensa legal.

4. Incluso las iglesias más tradicionales y reconocidas por el estado pueden ser sujetas la confiscación de bienes o a la clausura del recinto en todo momento.

5. Los cristianos y otras religiones minoritarias sufren discriminación a la hora de casarse, heredar y acceder a sistemas de educación superior o puestos de trabajo estatales.

    “La persecución de los cristianos de Irán es uno de los casos más obvios de represión de estado, sin embargo, no son los únicos que sufren este tipo de violaciones y restricciones por parte del régimen, por lo tanto, hasta que no se respeten los derechos de aquellos que pertenecen al “grueso social” no se podrá hacer un avance significativo, en cuestión de derechos, para aquellos que pertenecen a la minoría", comenta un portavoz de Puertas Abiertas de la región de Oriente Medio.