El frío, el hambre y la falta de recursos en general no entiende ideologías, banderas ni de religiones. Y esta lección es bien sabida por la Iglesia de la Alianza, en Qamishli. Este lugar de culto, que sirve a la vez como “Centro de Esperanza”, se encarga de cubrir las necesidades básicas de las personas de la comunidad, independientemente de su trasfondo.

Fátima*, al ser musulmán, no quiso recibir la ayuda de la iglesia cristiana en un principio. Sin embargo, las circunstancias y la necesidad pesaron más que su orgullo. Fátima había llegado a Qamishli junto con su marido y sus cuatros hijos tras huir de Raqqa en el año 2016 debido al Estado Islámico, una odisea que había comenzado previamente en 2012, cuando fueron obligados a huir de la guerra que plagaba la zona en la que vivían originalmente.

Cuando contactó con el Pastor George, responsable de la iglesia y del centro de esperanza, este le dijo lo siguiente:

“Nosotros intentamos mostrar el amor del Señor a todo el mundo, porque creemos que cada persona es amada por el Señor y que su vida tiene valor para Él. Nuestra ayuda es incondicional”.

Para Fátima esto marcó un antes y un después en su vida. Tiempo más tarde dio el paso de fe y decidir seguir a Cristo. Aunque su marido quiere volver a su ciudad natal, Fátima quiere permanecer en Qamishli y seguir asistiendo a la iglesia.

“Gracias a la ayuda de la iglesia, siento que Dios me está ayudando. No apoyo más grande que ese”.

Inseguridad en Siria

La región atraviesa uno de los momentos más difíciles de los últimos tiempos algo que evidencian los últimos ataques y testimonios que nos llegan del país de Oriente Medio. Hace poco nos hacíamos eco de los líderes religiosos asesinados por el estado islámico el pasado noviembre. En el mismo día, tres bombas explotaron en la ciudad de Qamishli, una de ellas muy cerca de una iglesia.

Puertas Abiertas continúa asistiendo a la gente en Siria mediante el reparto de ayuda humanitaria a través de los colaboradores locales como la iglesia de la Alianza. Además, lleva a cabo proyectos e iniciativas para que las personas puedan empezar pequeños negocios y así pasar a ser autosuficientes económicamente. Algunos de estos proyectos ya están en marcha y otros tantos empezaran a lo largo de este año.