Hace unas semanas pedimos oración por Fatemeh, una activista cristiana de Irán que había sido presuntamente arrestada durante unas protestas en la capital del país. Durante varias semanas su paradero y su estado de salud se desconocían, lo que creó una situación de incertidumbre especialmente dura para su familia y su círculo de amigos y conocidos más cercano.

Ahora, una vez que la joven ha sido liberada bajo fianza, hemos podido tener acceso a los hechos acontecidos tras su arresto.

Fatemeh fue tratada con dureza tras su detención. Esposada de espaldas a otra mujer la llevaron al centro de detención de Vozara. Allí se la obligó a sentarse en el patio justo en frente del lugar designado para que las reclusas realizaran sus necesidades. Durante las primeras 24 horas no se le dio alimento alguno.

A los días, fue llevada a la prisión de Evin, en Teherán. Allí Fatemeh fue notificada de las acusaciones de “disrupción del orden público y de asociación ilegal”, todo esto referido a la asistencia a la protesta que se realizó en contra del gobierno en la plaza de la capital.

A pesar de que la fiscalía rechazó en primera instancia concederle la libertad condicional, hemos podido saber que finalmente Fatemeh fue liberada bajo una fianza de 30 millones de riales iraníes (2000 dólares). 

Fatemeh ya habría tenido problemas con la justicia anteriormente, además recientemente se le había denegado la posibilidad de continuar con sus estudios universitarios. Todo esto debido a sus acciones públicas como activista cristiana que realiza en Irán, un país que se encuentra en el puesto 9 de la Lista Mundial de la Persecución.

Los cristianos de Irán están agradecidos por la liberación de Fatemeh y piden oración por su situación, en particular por la recuperación de sus fuerzas debido al abuso sufrido en prisión.