La situación de los cristianos en India es crítica. Cada semana escuchamos nuevos testimonios de cristianos atacados por su fe. Además, la pandemia del Covid-19 no ha hecho más que empeorar las cosas.

Es en las zonas rurales donde los cristianos suelen encontrar más oposición, aldeas como la de Balraj* y su familia, donde la decisión de dejar de tomar parte en las tradiciones religiosas es motivo suficiente para sufir la persecución más cruel.

Desde que esta familia de cristianos decidió seguir a Cristo (hace ya algunos años) comenzaron a sufrir oposición por parte de sus vecinos. Durante este tiempo han sufrido amenazas y opresión por parte de las personas de su comunidad. ¿Su objetivo? Que se arrepientan y vuelvan al hinduismo.

 “Aquí realizamos nuestros rituales y adoramos a nuestros dioses y diosas. No hay cabida para vuestra religión extranjera aquí. Abandonar vuestra fe u os mataremos”, esta amenaza relatada por Balraj muestra la gravedad de la persecución por parte de las personas de su aldea.

Recientemente Balraj y su familia sufrieron un ataque por parte de sus vecinos, los cuales entraron a la fuerza en su casa y armados con palos comenzaron a golpearles.

Los aldeanos les dijeron que Balraj y su familia habían sido expulsados de su aldea y continuaron golpeándoles. La familia tuvo que huir a un bosque cercano y pasar ahí la noche.

Cuando al día siguiente volvieron a su casa, esta había sido saqueada. Los aldeanos les amenazaron de nuevo, diciéndoles que si se les ocurría denunciar el incidente a la policía los asesinarían.

*Pseudónimos utilizados por cuestiones de seguridad.