La tercera edición de dicha Enciclopedia (2019) proporciona una gran cantidad de información sobre si el cristianismo está disminuyendo o cambiando, escriben Gina A. Zurlo y Todd M. Johnson en la revista de misión global, Lausanne Global Analysis.

En pocas palabras, los autores afirman que el cristianismo está disminuyendo y cambiando a nivel mundial. Aunque el número de cristianos en el mundo no ha cambiado mucho en los últimos 120 años -en 1900, el 34,5% de los ciudadanos del mundo se declaraban cristianos; en 2020, el 32,3%-, la demografía sí lo ha hecho. La mayoría de los cristianos ya no viven en Europa y América del Norte, sino en el Sur. En el Norte global, la población cristiana ha disminuido y se ha desplazado en los últimos 120 años.

Sin embargo, la región en la que el cristianismo ha disminuido más es la región de África del Norte y Asia Occidental, que incluye Irak, Siria, Israel, Palestina y Turquía. "Esta región ha estado sometida a una enorme presión en los siglos XX y XXI y ha experimentado una caída precipitada de su población cristiana, del 12,7 por ciento al 4,2 por ciento en 2020. Turquía, en particular, tenía un 22% de cristianos en 1900 y hoy sólo tiene un 0,2%", escriben Zurlo y Johnson.

No es una coincidencia que muchos de los países de la región de África del Norte y Asia Occidental figuren también en la Lista Mundial de la Persecución de Puertas Abiertas de 2021 de los 50 países donde es más difícil vivir como cristiano. Irak y Siria se sitúan sólidamente entre los 15 primeros, mientras que Turquía ocupa el puesto 25, tras haber subido desde el 36 del año anterior.

La llegada del Estado Islámico y la guerra civil han obligado a miles de cristianos a huir de países como Irak y Siria. En 2019 un líder eclesiástico dijo al gobierno del Reino Unido que la Iglesia en Irak estaba "cerca de la extinción."

Sin embargo, a pesar de los cambios y la reducción, "la unidad es un objetivo digno para nuestra familia cristiana global", dicen los autores.

"Seguimos a Jesús, después de todo, para quien la familia no sólo designaba a los parientes biológicos inmediatos de cada uno, sino que incluía a todos los que están unidos en la fe. [...] Mientras trabajamos esa fe en nuestros contextos locales, compartimos una conciencia global de nuestra fe común y de nuestra identidad familiar global".