La siguiente historia cuenta el camino de la esposa de un joven pastor, que murió a tiros, frente a su marido y a sus cuatro hijas, después de un culto de domingo, una noche de marzo, el año pasado, en un pueblo cerca de Tibú, Norte de Santander, Colombia. En la ocasión, el pastor Jaime, que forma parte del Movimiento Misionero Mundial, observó a dos jóvenes armados que se acercaron en una motocicleta. Se detuvieron delante de la iglesia y pidieron hablar con su esposa Zoraida Acevedo, de 34 años.

Al verla, uno de ellos disparó tres tiros certeros. El diario Tiempo, dio la noticia el mismo día. Zoraida era líder del grupo "Mujeres en Acción", el cual es patrocinado por el gobierno local. También participó en un programa estatal denominado "Familias en Acción", una iniciativa del gobierno que proporciona alimentación y educación para las familias indígenas o desplazadas. Además de eso, ella representaba 50 madres residentes en la zona. Aquella tarde, antes de su muerte, ella compartió el Evangelio con dos mujeres, un poco antes del culto de las 19:00 h. Posteriormente, la policía descubrió que una de las mujeres, estaba involucrada emocionalmente con uno de los asesinos.

Jaime compartió su tristeza y dijo que lo sentía aún más por las cuatro hijas del matrimonio. "Cindy tiene 8, Darcy tiene 10, Ingrid 12 y Angie 15. Nuestras niñas ahora están sin una madre. Es muy difícil explicarles por qué Dios permitió que mi esposa, que siempre ha servido fielmente a la obra del Señor, fue llevada al cielo de esa manera", comparte. Antes de que los asesinos se fueran, gritaron: "Es mejor no haya nada más de ustedes en este lugar." El gobierno ofreció un funeral cristiano a la familia, la oficina del alcalde, que pagó todos los gastos. En la actualidad, la familia vive en otra región, y es visitada por Puertas Abiertas, que está junto a ellos, ofreciendo ayuda y consuelo en todas las áreas. Zoraida Acevedo es recordada con cariño por todos los que la conocían, y es citada hoy, en esta materia, como una forma de homenaje, por haber sido un verdadero ejemplo de esposa de pastor. Oramos para que la familia se mantenga firme en los caminos del Señor.