Entrevista a Brent Fulton

Es pronto, pero los signos parecen positivos, afirma el director de la organización ChinaSource

El jueves 15 de noviembre, el Partido Comunista Chino presentó

, ante su pueblo y el resto del mundo, el nuevo Comité Permanente de su Oficina Política. El grupo, compuesto por siete hombres, se sitúa en lo más alto del gobierno que regirá, durante los próximos 10 años, el destino del país más poblado del mundo.

Este gobierno es producto de los acuerdos secretos alcanzados entre la élite del Partido Comunista y las familias más poderosas de China. El Comité Permanente anterior estaba formado por nueve miembros hasta la mañana del jueves, cuando sólo siete hombres se encontraban de pie sobre una alfombra de color rojo en el Gran Palacio del Pueblo, cerca de la Plaza de Tiananmen en Pekín. Para aquellos que buscan pistas sobre por dónde va a ir la nueva dirección de China, habría que resaltar una señal muy significativa, la eliminación de dos puestos en el Comité Permanente, lo que indica que el nuevo equipo tiene la intención de dedicar menos tiempo a deliberar y más a actuar. Para la mayoría de los informadores, los miembros del nuevo Comité Permanente son conservadores y más conocidos por su ortodoxia y lealtad al partido que por tener tendencias reformistas.

El traspaso de poder realizado es notable. Para un país cuyo legado ha sido construido sobre las dinastías y fuertes líderes, la transición pacífica del jueves a un nuevo liderazgo es la muestra de la continuidad de un gobierno autoritario.

Como se esperaba, Xi Jinping, quien salió del gobierno secreto

, del Comité Central, siendo secretario general del partido, la posición más alta dentro del mismo. En sus primeras declaraciones, insistió en la necesidad de mejorar la educación y los ingresos, y terminar con la corrupción en el gobierno.

El cambio que se realiza una vez cada diez años es importante para los 80 millones de chinos cristianos, quienes han gozado de una mayor tolerancia durante los últimos 20 años, aunque todavía existe una complicada relación con la administración. Para hablar sobre lo que significa el nuevo liderazgo de gobierno para los cristianos de China, OD News recurrió a Brent Fulton, Ph.D. presidente de "China Source", una ONG de Hong Kong, creada en 1997. "China Source", colabora con cientos de iglesias y organizaciones a través de conferencias, publicaciones y consultoría.

A continuación podemos leer la versión editada de la entrevista realizada por OD News a Fulton

.

OD

: Volvamos 10 años atrás, ¿Cuáles eran las condiciones en China en cuanto lo concerniente a los cristianos?

Fulton

: En los años 80 y 90, la fortaleza de la iglesia se encontraba en las zonas rurales, el movimiento de las casa-iglesia. Pero con el crecimiento urbanístico, desde finales de los 90 hasta el día de hoy, existe una preocupación por el futuro liderazgo de esas pequeñas iglesias. Muchos de los líderes se han trasladado a las ciudades. Para los miembros de estas casas-iglesia se les plantea una lucha: ¿Vamos a "vender" e ir a las ciudades como están haciendo los líderes? ¿O vamos a seguir con lo que el Señor está haciendo aquí en las zonas rurales?

Con la segunda opción aparecería lo que llamamos la iglesia profesional urbana. Conozco a un líder que hace 10 años estaba arrancando un seminario en una ciudad importante, con la meta de capacitar a líderes de iglesias. Ha crecido notablemente y se ha convertido en un punto fuerte. Hace 10 años, los cristianos en las ciudades (los intelectuales) pensaban en cual sería su futuro, Y qué sería de sus iglesias. Los hemos visto crecer y desarrollarse durante los últimos 10 años.

OD News:

Año a año el cambio puede ser difícil de discernir. Sin embargo a lo largo de 10 años, éstos pueden ser más visibles. ¿Cuáles han sido las modificaciones más significativas para los cristianos en China desde 2002?

Fulton:

Yo diría que es el crecimiento de la iglesia urbana. Tienes la aparición de lo que llamaríamos ONGS, pero en realidad no son oficiales. Empresas como: editoriales, centros de orientación, escuelas creadas por cristianos, organizaciones que tratan de ayudar a las familias. Y una especie de catalizador en todo lo que se refiere al terremoto de Sichuan en 2008, que reunió a cristianos de toda China para ir a Sichuan a involucrarse en las tareas de rescate, algunos de ellos todavía están allí. Esto impulsó a la iglesia urbana a extender la mano tocando a su entorno. Creo que el desarrollo de este tipo de entidades eclesiásticas ha sido un componente importante para el crecimiento de la iglesia urbana.

Ha habido una gran cantidad de material cristiano publicado legalmente en China en 10 los últimos años. No creo que en 2002 la gente podría imaginar la cantidad de material que se iba a publicar, hasta la fecha de hoy.

También nos encontramos con que parte de la población que se fue al extranjero a estudiar, se ha convertido al cristianismo, y al regresar a China juegan un papel importante en las iglesias urbanas emergentes de los ministerios que acabo de describir. Si nos fijamos en quién está participando en estas áreas, vemos que es un gran número de esta población quien está involucrada. Contribuyendo al fenómeno de la iglesia urbana, profesional.

OD News:

Mirando la presentación que se ha hecho hoy, del liderazgo central, tengo un par de preguntas relacionadas con ello. No sé si usted ha tenido la oportunidad de ponerse al día con las noticias de hoy…

Fulton:

No he visto las noticias esta mañana. ¿Cuántas personas hay en el Comité Político Permanente, siete o nueve?

OD News:

Siete, e inmediatamente le quiero preguntar, ¿qué le indica el que sean siete?

Fulton:

Han sido siete. Cuando Hu (Jintao) llegó al poder, tenía que comprometerse a hacer que subiera a nueve los componentes de la Comisión Permanente porque había ciertas personas que querían participar en ella. Por lo tanto, creció el número.

Volviendo a siete, creo que la palabra clave aquí es manipulable. Los líderes se han dado cuenta de que necesitan una forma más eficiente de gobernar y menos personas en el Comité Permanente, de esta manera será más fácil llegar a un consenso. Esto es importante porque China ya no tiene un líder fuerte. Deng Xiaoping fue el último líder fuerte. Y China, tiene una tradición de miles de años de emperadores, algunos piensan que Mao fue uno más de los que han ejercido el poder absoluto.

Ahora no hay nadie en China que realmente pueda llamar a las armas, así que tiene que haber un liderazgo por consenso. Es más fácil llegar a un consenso con siete personas a con nueve. Creo que los líderes se están dando cuenta de que necesitan ser más racionales, más eficientes en su modo de operar.

OD News:

Parece que el servicio de seguridad interna, anteriormente liderado por Zhou Yongkang, ya no se encuentra entre las carteras del Comité Central Permanente ¿qué importancia tiene este hecho para la Iglesia en China?

Fulton:

Podría ser positivo para la sociedad. China es, básicamente, un estado policial? Y todo el departamento de seguridad, el cual incluye tanto la oficina de seguridad pública como el ministerio de la Seguridad del Estado (algo así como el FBI), ha crecido en poder. Este año el presupuesto del departamento de seguridad general fue mayor que el presupuesto de las fuerzas armadas.

Con el escándalo Bo Xilai (quien se enfrenta a acusaciones por corrupción, y su esposa se encuentra cumpliendo condena por su relación en el asesinato de un empresario británico) y la participación de Zhou Yongkang, se evidenció que el departamento de seguridad se había convertido en un gigante que ha ido acumulando un poder desorbitante. Por ello, llama la atención que pretendan aparentar que quieren ponerlo en su lugar.

El problema es, que los agentes de seguridad saben mejor que nadie la vida de todos los principales líderes. Lo que hace que sea tan difícil ponerlos en su sitio.

Si se hiciera así, sería muy fácil entrar en un nuevo escándalo.

Por supuesto, ninguno de los líderes quiere que esto suceda. Creo que tienen que ir con mucha cautela al tratar con el departamento de seguridad.1901

OD News:

La cartera del Ministerio del Interior parece que permanece dentro del Comité Central Permanente. ¿No era éste uno de los dos puestos eliminados reduciendo su tamaño total a dos personas? ¿Qué puede significar para los cristianos la conservación de dicho ministerio?

Fulton:

No es de extrañar. La lucha que el partido tiene en el país en este momento es en gran medida una batalla de palabras e información. China se ha desarrollado, la población está siendo más reivindicativa con sus quejas, y el gobierno siente cada vez más y más la presión de responder al pueblo… Tienen que encontrar la forma de continuar con la historia del Partido Comunista de manera convincente para conseguir que la mayoría de la población china, siga queriendo este modelo político, pues francamente, existe un creciente descontento en la sociedad.

Al mismo tiempo, la libertad de expresión en China, dentro de ciertos límites, no ha dejado de crecer (siempre y cuando no se ataque directamente al partido, siempre ni la población se involucre en la política o haga algo que pudiera ultrajar a algún líder), es notorio el grado de libertad que hay para hablar sobre ciertas cuestiones

. Para los cristianos, no sólo con las traducciones anteriormente mencionadas (diferentes publicaciones), también por internet, hay una gran cantidad de material cristiano que se puede encontrar sin censurar. . . cabe esperar que el partido siga tratando de mantener el diálogo dentro de China, ya que necesitan seguir contando sus relatos, pero al mismo tiempo hay muchas otros testimonios que se cuentan, como el de los cristianos.

OD News:

¿Han encontrado los cristianos la manera de evitar esta línea?

Fulton:

La mayoría de los cristianos no son políticos en el sentido de querer organizarse para oponerse al partido, o para iniciar algún otro movimiento político fuera del mismo. Simplemente, esa no es su ambición. Lo que sí que han organizado, son alianzas entre las diferentes iglesias, por ejemplo, una asociación de líderes que se reunieron hace unos años y trataron de ir a la conferencia de Lausana en Sudáfrica. Y hay otras redes, de maestros cristianos, consejeros cristianos, abogados cristianos, muchos de los grupos de empresarios cristianos se encuentran ahora en China. Por lo tanto, se están organizando con el fin de tratar de extender el Reino de Dios de diferentes maneras. Pero no se están organizando encuentros con el gobierno. Realmente no tienen esa meta.

OD News: Entonces, supongo que el problema es asegurarse de que el gobierno no malinterprete su agenda como una cuestión política.

Fulton:

Esto siempre es una línea muy fina.

En cierto sentido, la definición ha cambiado a lo largo de los años. Allá por los años 80 o 90, simplemente el organizar una reunión (aunque ésta fuera legal) se podría considerar como un acto político. Sin embargo, ahora hay muchas reuniones, que más o menos no están bajo control. Un ejemplo de cruzar la línea sería cuando el Shouwang (la Iglesia) en Beijing, trató de enfrentarse con el gobierno diciéndoles: "Tienen que dejar que nos registremos", tienen que permitirnos ser legales. El gobierno, no estaba preparado para hacerlo, y sufrieron las consecuencias de ello.

Pero creo que en su mayor parte, los creyentes son bastante diestros cuando se trata de negociar con el gobierno asegurándose de que no perciban que tienen motivos políticos ocultos. Diría que la excepción a esto serían los abogados. Hace varios años hubo un grupo de abogados cristianos que trataron de llevar casos en defensa de los derechos humanos en China, aquello fue visto como cruzar la línea. Dicha acción, por desgracia, fue tomada como una amenaza directa al partido

.

OD News: En su discurso de apertura de hoy, el Presidente Xi dijo que las metas para los próximos 10 años incluyen mejoras en la educación, mayores ingresos, protección al medio ambiente y otros. La libertad religiosa tiende a conexionarse con los niveles educativos. ¿Cree que estos comentarios pueden ser motivo de optimismo para los cristianos?

Fulton:

Creo que sí, por ejemplo en el área de la educación. Existe mucho descontento entre las familias donde hay jóvenes, sobre el sistema educativo en China, se orienta de forma muy técnica. Muchas familias buscan otras alternativas, incluyendo las cristianas. Tenemos cristianos que están levantando escuelas (escuelas primarias, jardines de infancia, el establecimiento de redes de escolarización en casa). Hay un movimiento de familias cristianas, que están enviando alumnos de secundaria al extranjero para estudiar en un colegio cristiano. Creo que en las reformas de la educación. . . los cristianos van a estar ahí. Van a estar involucrados en ellas.

El hecho de que los ingresos económicos hayan aumentado en China, está permitiendo que la gente tenga más poder. . . Las personas con recursos empiezan a viajar, hay más oportunidades en todos los sentidos, y por supuesto está siendo un factor en el crecimiento del conjunto de la iglesia urbana. Así que creo que la dirección, en general

, tanto para la sociedad (si los líderes de los partidos cumplen su palabra), como para los cristianos, tiene cosas buenas.

Al mismo tiempo, la dirección que está tomando la sociedad ha cambiado, para ser cada vez más materialista y perfeccionista. Para tener éxito debes realizar un trabajo excelente. Hay cristianos que se debaten entre, cómo mantener su caminar junto con el Señor cuando existe la presión de trabajar a un ritmo descomunal, y hacer tanto dinero como puedas. Vemos a la iglesia rural, una década, un par de décadas atrás, que tenía mucho tiempo para buscar al Señor y para formarse para su dedicación al ministerio, sin embargo la iglesia urbana actual, es un organismo totalmente diferente en ese sentido. Veo como continúa el desarrollo en la sociedad, una de mis grandes dudas es si la iglesia se mantendrá fuera de la corriente materialista y del deseo de éxito

.

OD News:

Entre otras críticas a la transición de poder en China, una es que su sistema público sigue cerrado, y que un método excesivamente controlado puede interponerse en el camino del progreso económico y social. ¿Cree que la reforma política en China puede, en parte, traer una mayor libertad religiosa? Si la nueva dirección hace algo durante los próximos 5 años, 10 años, sobre la reforma política, ¿qué significado podría tener para la libertad religiosa y lºos derechos de los cristianos?

Fulton:

Buena pregunta: ¿Se puede tener un gobierno autocrático y permitir la libertad religiosa?

La cuestión de cómo se está conduciendo el tema sobre la religión

, se trató en el Congreso del Partido, que terminó el miércoles. Saben que su política religiosa actual no funciona. Pero tan pronto como entran en detalles, todo se complica. Aunque reconocen que los cristianos son, generalmente, gente muy afable, y si que si se les diera una mayor libertad harían buenas obras, la pregunta siguiente sería, ¿qué hacemos con aquellos que profesan otra fe, qué hacemos con los otros grupos religiosos? Por ejemplo… los musulmanes que en occidente, están considerados como una amenaza política activa. O ¿qué hacer con aquellos cultos que están activos, pero que no han sido reconocidos por las autoridades chinas hasta el momento? Claro, cómo dar más libertad, manteniendo al mismo tiempo la estabilidad, ha sido siempre un asunto peliagudo para ellos.

Todavía queda mucho por hacer. Pero... Si continúa la reforma política como hasta ahora, esto sería un buen presagio para la libertad y reconocimiento de la iglesia.

OD News:

En la medida en que las relaciones diplomáticas de China y los acuerdos comerciales se extiendan en otras naciones, ¿Se puede esperar que lo que está sucediendo en China con respecto a los cristianos y otras minorías, influya sobre el porvenir de aquellos creyentes que son perseguidos en otros países?

Fulton:

No lo creo.

A diferencia de los EE.UU., no se considera que China que tenga un mandato cultural. Se adentra en otros países para hacer negocios siendo ese, más o menos

, todo el alcance al que llega. . . Ahora, por supuesto que tratará de tener una influencia política en la que intente conseguir que estas naciones voten a favor de su integración en la ONU, o participar en alguna iniciativa política a escala mundial.

Pero el objetivo de los chinos no es cambiar la cultura de los países en los que entran.

OD News:

Entonces la pregunta sería, no tanto por cómo otros países ven a China como ejemplo a seguir, sino cómo China espera imponer su ejemplo.

Fulton:

Por ahora, no veo evidencias.

OD News: ¿Qué me he perdido? ¿Cuál es el elemento de la transición que debemos tener en cuenta?

Fulton:

El hecho de que ha habido una transición de liderazgo es algo tan obvio que no deberíamos pasarlo por alto. De todas formas, parece que esto es normal que pase en todos los países, sobretodo en Occidente. Pero es sólo el segundo cambio metódico de liderazgo. . . De repente nos encontramos en un lugar donde. . . no hay conexión dinástica. Es llamativo el hecho de que estén teniendo este congreso y cambiando hacia un sistema más ordenado, más racional, para gobernar el país. Si son capaces de imitar lo que China está tratando de hacer, creo que será una buena señal para los cristianos y para cada ciudadano chino.

Es revelador el escándalo de corrupción (Bo Xilai) que estalló antes de que se celebrara el congreso del partido

. Enfrentar el tema de la corrupción, y tomar medidas en su contra no ha sido usual en la forma de gobierno anterior.

OD News:

Parece que en general, su opinión sobre esta transición es bastante optimista.

Fulton:

No veo nada negativo en él. Por supuesto, no sabemos mucho acerca de Xi Jinping ni de Liu Yunshan (jefe de propaganda) ni del resto de miembros. Entonces, ¿quién sabe lo que esconden bajo la manga? ¿Quién sabe lo que están pensando?

Eso no quiere decir que no haya gente en el partido, o en especial los militares, que podrían inclinar la balanza, pero en general creo que es un liderazgo moderado.

FIN