Según voluntarios civiles que apoyan al Ejército en la lucha contra el grupo terrorista Boko Haram, por lo menos 30 personas murieron en la ciudad nigeriana de Madagali, en el estado de Adamawa, cuando dos hombres-bomba explotaron en un mercado local, muy frecuentados por los moradores.

Según la BBC News, un camión también explotó mientras descargaba gas de cocina (butano) en la ciudad de Nnewi, en el Estado de Anambra. Muchas personas habían ido al local a llenar botes de gas para preparar la cena de Navidad. Un reportero de la agencia de noticias Associated Press dijo que contó cerca de cien cuerpos. El local donde ocurrió la explosión es predominantemente cristiano.

Además de las explosiones y ataques, Boko Haram también provocó una revuelta internacional en el caso de las niñas secuestradas de Chibok. El presidente Muhammadu Buhari dijo que necesita encontrar líderes con credibilidad para futuras negociaciones con el grupo extremista. Mientras eso no suceda, vamos todos a orar por los nigerianos, para que Dios los fortalezca mientras pasan por estos momentos difíciles.