Irán, como tantos otros países del mundo ahora mismo, se encuentra en plena lucha contra el temible coronavirus. Las autoridades del país han decidido llevar a cabo la liberación de 70.000 prisioneros debido a la posible expansión del virus en las prisiones. El pasado 2 de marzo el portavoz judicial del país, Gholamhossein Esmaili, anunció que 54.000 personas serán liberadas bajo fianza. De entre todas estas personas liberadas de forma temporal habría unos 6 cristianos que se encontraban encarcelados de forma injusta.

Tristemente, esta liberación provisional no se ha hecho disponible para personas con condenas de más de 5 años, lo cual es el caso de muchos cristianos. Esto explicaría el porqué solo 6 cristianos han sido liberados durante la aplicación de estas medidas.

Entre los 6 cristianos liberados, se encuentra Fatemeh Mohammadi, de cuyo caso nos hicimos eco hace unos días.

La mayoría de los cristianos encarcelados en Irán sufren condenas muy largas debido a que suelen entrar en prisión bajo acusaciones relacionadas con ataques a la seguridad nacional, traición al país y colaboración con el enemigo (EE. UU.). Uno de los casos más recientes además de Fatemeh, es la encarcelación de Ismaeil Maghrebinejad, un cristiano iraní que se encuentra en prisión bajo la acusación de “insultar los preceptos islámicos” el pasado enero. Además de esto, se le han sumado otros dos años por “asociación con grupos hostiles al régimen”. Este hombre de 65 años es realmente miembro de la Iglesia Anglicana.

“Este tipo de catalogación tan poco concreta y aplicable sin justificación a cualquier cristiano no es más sino un mecanismo que utiliza el poder judicial del país para justificar la violación sistemática de la libertad religiosa del individuo” comenta Mansour Borji, director de propugnación de Artículo 18.